A finales del año pasado le fui dando vueltas con mi mitad en 974 Sport María y mi amigo y piloto Joaquín Fontán de crear un campeonato de car cross con pruebas de autocross y tramos de tierra, la Copa 974 Sport. La ayuda de un fabricante como Casmat, el preparador de motores Pep Motor, R de Racing en el material y Jordi Oliva con las fotos ha sido fundamental.

Seguro que muchos conocéis estos monoplazas con motor de moto de 600 cc y unos 120 cv de potencia que no pesan más de 350 kilos. Estoy enamorado de ellos, de lo salvaje de su comportamiento y lo divertidos que resultan para los espectadores.

0283-I Tramo de tierra Torralba de Aragon
Actualmente todos los pilotos de rallys entrenan con este tipo de vehículos para coger sensaciones y están llegando cada vez a más países (en Finlandia montan motores de 750 cc). Tienen el comportamiento lógico que debería tener cualquier coche de carreras gracias a mucha potencia en el eje trasero y poco peso, en tierra para que deslice y podamos jugar con los cambios de pesos.

Os hago esta pequeña introducción porque este fin de semana pasado organizamos un tramo de tierra de 17 kilómetros al que los participantes, tanto coches como car cross, daban una pasada de reconocimientos y tres de carrera. Imaginar lo que es ir por un camino que no conoces con solo una pasada de entrenamientos. La mayoría de los coches llevan piloto, copiloto y notas, pero los que después corren solos intentando recordar de memoria cada curva es de locos. Para un paseo dominguero no, pero cuando veáis el vídeo onboard de Juanjo Moll, ganador de la prueba, lo entenderéis:

Si queréis saber más cosas de la prueba podéis ver el resultado en este enlace (TT Monegros).

Simplemente recomendaros acudir a ver una prueba de autocross en la que corren a la décima y tienen peleas cuerpo a cuerpo o a cualquier tramo de tierra en las comunidades que les permiten correr, como Aragón, Madrid, Galicia o Asturias y ver como vuestros pelos se ponen de punta al verlos pasar.

Share This