Bugatti presenta en el Salón del Automóvil de Fráncfort la segunda de las seis ediciones especiales bajo la denominación Vitesse Legend. Cada una de estas ediciones está limitada a solo 3 unidades.

Estas ediciones conmemoran a las figuras que han sido importantes en la historia de Bugatti. La primera serie fue la denominada «Bugatti Legend Wimille». Estaba dedicada al piloto Jean-Pierre Wimille y conmemoraba la primera victoria obtenida por Bugatti en 1937 en las 24 horas de Le Mans. Wimille pilotaba un Type 57G Tank.

Esta segunda edición rinde homenaje a Jean Bugatti, hijo del fundador de la marca y creador de uno de los vehículos más caros de la historia del automóvil: el Type 57 SC Atlantic —en subasta puede alcanzar un valor aproximado de 40 millones de euros—. Se fabricará como el resto de Bugatti en la factoría situada en Molsheim (Francia) con un precio de venta antes de impuestos es de 2,28 millones de euros.

Construido sobre la base del Veyron Grand Sport Vitesse tiene un motor de 16 cilindros —«W16»— de 8,0 litros que rinde una potencia de 1200 CV con un par motor de 1500 Nm entre 3000 y 5000 rpm. Asociado a una caja de cambios automática de doble embrague del Grupo VW —«DSG7»—.

Es capaz de acelerar desde parado hasta los 100 km/h en 2,6 segundos. Tiene un consumo medio de carburante de 23,1 l/100 km y emite 539 gr/km de CO2 a la atmósfera.

La carrocería está pintada por completo en «Negro Azabache» con inserciones en fibra de carbono. Las llantas de aleación tienen un diseño de 5 radios dobles en acabado cromado y 5 radios simples en acabado negro diamante.

Por primera vez en la historia de Bugatti se ha empleado el platino. Este material está presente en la rejilla de herradura y en el logotipo de EB en la parte posterior.

Para dar un detalle de mayor exclusividad (si se puede), Bugatti ha grabado con láser la firma de Jean Bugatti en la tapa del depósito de combustible y en el tapón del aceite. Ambos con acabado especial en gris.

En el interior, los diseñadores de Bugatti han equipado al habitáculo con un cuero especial con los mismos tonos beige y marrón chocolate que estaban presentes en el Type 57 SC Atlantic. Las molduras de las puertas están personalizadas con la firma y la imagen de Jean Bugatti.

Destacan una serie de costuras decorativas. Un bordado hecho a medida que se puede ver en los paneles de las puertas, en la tapa del compartimiento de almacenamiento trasero y en el guarnecido del túnel de transmisión. También es exclusiva la decoración del pomo de la palanca selectora del cambio.

Jean Bugatti

Gianoberto Carlo Rembrandt Ettore Bugatti, conocido simplemente como Jean, era el hijo mayor de Ettore Bugatti y el más dotado de sus cuatro hijos.

Desde finales de la década de 1920, Jean utilizó sus propias ideas estructurales y de diseño. A los 27 años, en 1936, asumió el cargo de jefe de la empresa con sede en Molsheim. Tres años más tarde falleció mientras probaba un Type 57 Tank, es decir, un modelo con carrocería carenada, similiar al que ganó Le Mans.

602Aunque falleció joven, Jean Bugatti había ganado por méritos propios pasar a ser una leyenda dentro de la marca. Entres sus creaciones está el Type 57 SC Atlantic. Además del Atlantic, Jean también fue el responsable del Type 41 Royale, Type 55 Roadster y Type 50

Type 57 SC Atlantic

Este modelo se dió a conocer en Fráncfort. Estaba pintado en color negro y eso le valió el apodo de «La Voiture Noire». Solo se fabricaron entre 1936 y 1938 cuatro unidades. Actualmente quedan dos en su estado original.

603

Jean fue el responsable de dar forma y estilo al Atlantic —versíon más conocida del Type 57—, era un modelo destinado a ser muy ligero y aerodinámico. Para ello, utilizó el aluminio como material principal dando al Atlantic su característico diseño —un vértice muy marcado que se extiende en ángulo recto desde el parabrisas hasta el paragolpes posterior soldando las dos mitades del vehículo.

En ese momento, Jean Bugatti sintió la necesidad de crear una versión potenciada, el Typ 57 SC —SC era el distintivo de versión sobrealimentada—. El SC tenía un motor de 8 cilindros en línea y 3,2 litros que rendía una potencia máxima de 200 CV. Según afirma Bugatti, era capaz de alcanzar los 200 km/h aunque nunca entró en un circuito a competir.

 601

Share This