El BMW i3 (información en km77.com) es un coche eléctrico de 170 CV, del cual hay dos versiones: la de 29 000 € y la que cuesta 4490 € más. Por esas, aproximadamente, 750 000 pesetas de diferencia, BMW le añade al i3 un motor bicilíndrico de 650 cm³ y 34 CV. Un motor que no está conectado a las ruedas sino a un generador que produce electricidad para alimentar el motor eléctrico de 170 CV.

El BMW i3 REX (naranja) e i3 normal (gris)

El BMW i3 REX (naranja) e i3 normal (gris)

Si alguno piensa que BMW ha redefinido el principio de la conservación de la energía siento decepcionarle pero no es así. Efectivamente, con 34 CV no se pueden conseguir 170 CV. Pero esto tiene un pequeño truco de que hablaré en una próxima entrada narrando las aventuras (y desventuras) con un i3 a lo largo de dos viajes de más de 300 km cada uno, un entorno para el que el i3 no está pensando (o tal vez sí). En ésta contaré las diferencias entre un i3 y un i3 REX. Para empezar el porqué del término REX. No viene del latín, sino del inglés, de Range Extender, lo que en español vendría a ser Extensor de autonomía. Gráficamente, la diferencia se ve en la siguiente foto:

BMW i3

El gris, es un i3 normal. El naranja, el i3 REX. Sus visitas a las gasolineras son por motivos diferentes.

Y es que el i3 “normal” solo visitará las gasolineras para revisar las presiones de los neumáticos (o comprar el pan, vale). En cambio, el i3 REX irá también a ellas cuando su batería se agote, donde podrá llenar de gasolina su pequeño depósito. Y lo primero que tendrá que hacer el conductor es detener el i3 mucho antes que en un coche normal porque el depósito está en la parte delantera y la boca de llenado, bajo el pilar derecho del parabrisas. Y lo siguiente, mantener una conversación de este tipo: —Buenos días, ¿qué le pongo? —Lleno de sin plomo, que voy en la reserva. —Oiga, a este coche raro le pasa algo, salta el boquerel a los 9 litros. Debe tener aire. —No, si es que el depósito solo tiene 9 litros de capacidad. —Vale, lo que usted diga. Otra diferencia es el peso. El i3 es un coche ligero, no solo comparado con coches eléctricos similares como el Renault ZOE, que pesa 273 kg más (ficha comparativa con el Renault ZOE) sino también con coches de motor de combustión, que no tienen el lastre de la pesada batería (ficha comparativa), pero el REX pesa alrededor de un 10 por ciento más que el no-REX Según los datos de BMW, la aceleración de 0 a 100 km/h del REX es siete décimas peor (ficha comparativa). Esa diferencia, que existe, no es perceptible al conducir uno y otro. Para ver cómo afectaba al consumo hicimos el mismo recorrido simultáneamente con las dos versiones, alternando tanto el orden en el que circulaban como los conductores para compensar en lo posible las diferencias. El trayecto recorría algunas zonas de Madrid, tanto por el centro (limitación 50 km/h) como por la M30, una vía de circunvalación limitada a 90 km/h. La idea era repetir el mismo bucle dos veces pero nos topamos con un imprevisto, manifestación de los taxistas por el caso Uber, que cortaron el acceso a Madrid por el lugar en el que lo habíamos hecho la primera vez.

En rojo, tramos urbamos limitados a 50 km/h. En azul, tramos de mayor velocidad (90-120 km/h)

En rojo, tramos urbamos limitados a 50 km/h. En azul, tramos de mayor velocidad (90-120 km/h)

Hicimos el recorrido conduciendo con normalidad. Acelerando con suavidad salvo en cuatro ocasiones, que utilizamos la máxima potencia. El climatizador estuvo ajustado a 22 ºC, con el ventilador en la segunda velocidad. No seleccionamos ninguno de los programas de conducción que permiten aumentar la autonomía (ECO PROy ECO PRO+) a costa de influir en la respuesta del motor al acelerador y en la potencia del sistema de climatización. En parte del trayecto nos llovió. El resultado fue el siguiente:

Ordenador BMW i3

Tras los 66 km de recorrido, el i3 “normal” había consumido 12,5 kWh/100 km y le quedaban otros 73 km de autonomía

 

Sin-título-3

El i3 REX gastó casi 1 kWh/100 km más. Esa diferencia fue casi constante durante todo el recorrido.

Como se peude ver en las pantallas de información de cada coche, el i3 REX gastó 0,9 kWh/100 km más, aproximadamente (no llega) un 5% de la capacidad útil de la batería. En la próxima entrada hablaremos de los viajes por carretera con el i3 REX.

Share This