En el interior del Bentley Continental GT Speed predomina la madera, el cuero y el metal. El plástico es un reducto arrinconado, como si fuera la vergüenza de la marca.

Pero Bentley no se ha limitado a cubrir el interior con materiales de buena apariencia, sino que  además el ajuste de todos ellos es sensacional. No advertí imperfecciones, aunque bien es cierto que la toma de contacto fue a la carrera, sin tiempo suficiente para ver en profundidad cada detalle.

Cada mando, cada botón, hace su función de forma precisa, con la dureza adecuada y el tacto perfecto. Naturalmente no todo es igual de bueno; de todas las piezas sujetas a movimiento, las que más me han gustado, con diferencia, son las que abren el paso de las salidas de ventilación del salpicadero, nada que ver con las que llevan la inmensa mayoría de los coches del mercado.

No sé si este coche vale lo que cuesta (recordemos que el modelo de acceso está en 192 000 euros y llega hasta los 240 000 de la versión Speed, sin opciones), pero considero que en algunos aspectos está por encima de lo que ofrecen los modelos de alto nivel de marcas como BMW o Mercedes-Benz. Al lado de un Serie 6 Coupé o un Clase CL, el Bentley Continental GT ofrece un lujo clásico, un lujo voluptuoso.

Pero más caro no significa siempre mejor. Por ejemplo, por equipamiento relacionado con la tecnología, este Bentley cede terreno frente a los modelos destacados en el párrafo anterior. La calidad del sistema de navegación, el reconocimiento de voz o la escasa posibilidad de instalar elementos de asistencia a la conducción, dejan claro que el Bentley no es un coche de última hornada

A continuación hay algunos detalles que fotografié. Sin entrar en muchos detalles, se puede ver hasta qué punto se han cuidado los detalles. Pero primero muestro un vídeo donde se puede ver la regulación en longitud de la banqueta, realmente curiosa. Se alarga casi por arte de magia. En algunos coches la banqueta está compuesta por dos piezas bien diferenciadas y el cambio de longitud total se produce porque una se aleja de otra. En otros casos, hay una porción de banqueta que queda oculta bajo el respaldo, y que al accionarla, sale de su alojamiento y se produce el cambio de longitud de la superficie de apoyo para las piernas. En este Bentley no se ve bien qué ocurre:

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=D15FrARwjnE?rel=0]

001
Ésta es la exquisita unión del tapizado del techo con la luna delantera

002

La misma unión, pero en la luna posterior.

004

Todo el parasol y e incluso la ventanita que tapa el cristal de cortesía son de cuero. Obsérvese el remate final de la zona de pespunteada

010

008

El libro de instrucciones tiene una encuadernación que no es pobre precisamente

011

En este coche están cuidados hasta los detalles que generalmente caen en el olvido. Parte inferior del salpicadero a la altura de los pedales

012

Recubrimiento de la cara inferior del maletero

009

Tapón de gasolina de metal. La cubierta delata que este coche puede utilizar carburante bioetanol, aunque con una proporción baja de alcohol

013

Tapón de aceite.

014

 

Pongo esta foto porque me llamó la atención que el capó tuviera dos ángulos de apertura. El más agudo quizá sea suficiente para el mantenimiento más sencillo (revisar niveles …) y la mayor apertura servirá para facilitar las operaciones más complejas.

 Cogolludo

Share This