Esta entrada del blog sirve de apoyo a esta información publicada en km77.com del SQ7, cuyo motor tiene tres compresores, uno de ellos eléctrico.

Foto tomada desde el lado de la distribución. El ángulo que forman los dos grupos de cuatro cilindros es de 90 grados.

Foto tomada desde el lado de la distribución. El ángulo que forman los dos grupos de cuatro cilindros es de 90 grados.

20160505_133711

Sobre el bloque, entre las dos filas de cilindros, están los dos turbocompresores. Uno más o menos en el medio, el otro al final a la izquierda. Encima de estos componentes va la cubierta y las tomas de admisión con los filtros.

20160505_133450

Uno de los dos turbocompresores. En primer plano, el compresor. Detrás, casi oculta por el mecanismo que varía la posición de los álabes, la turbina.

20160505_133508

A la izquierda, el otro turbocompresor. La pieza metálica que se ve a la derecha es una válvula que activa/desactiva este turbocompresor

20160505_133639

Audi utiliza el su sistema de distribución variable (AVS, Audi Valvelift System) en este motor. En la foto se ve los dos pistones que accionan el mecanismo.

20160505_133616

Esto es el compresor eléctrico. A la derecha, seccionado, se ve el motor que lo hace girar a unas 70 000 rpm.

20160505_123255

El motor del compresor está alimentado por una red de 48 V. En el maletero (de negro) está la batería.

20160505_133522

Los dos elementos que se encargan de limpiar los gases de escape. En blanco, el catalizador de oxidación. En gris, el catalizador de reducción y filtro de partículas

20160505_133545

A la izquierda se ve el inyector de la solución de urea (AdBlue) para el tratamiento de los NOx

Share This