En la jornada técnica de Audi (de la que ya he escrito aquí y aquí) también probé un A7 Sportback con una máquina eléctrica que sustituye al alternador y el motor de arranque, conjunto que Audi denomina iHEV. Este dispositivo permite poner el motor térmico en marcha con más suavidad y también recuperar más energía que un alternador. Además, puede accionar el compresor del aire acondicionado, lo que resulta muy interesante si el coche está detenido y el sistema Stop&Start ha parado el motor.

La energía regenerada va a una batería de iones de litio de 48 V, que la almacena para suministrar a su vez electricidad a la batería de 12 V o para accionar la máquina eléctrica cuando tiene que poner en marcha el motor térmico, el compresor del aire acondicionado, la bomba del freno y la de la dirección.

Combinando este sistema con la navegación, es decir, utilizando los datos sobre la orografía y los límites de velocidad, es posible lograr un mayor aprovechamiento energético. Audi lo llama PEA (predictive efficiency assistant). En los siguientes vídeos se pueden ver las diferencias entre un coche con el iHEV con PEA y sin PEA.

Sin PEA:

Con PEA:

Share This