En el presente año 2014, Audi celebra el vigésimo aniversario de la creación en España de la escuela de conducción «Audi Driving Experience». Los cursos que se imparten se desarrollan en 7 circuitos distintos de nuestra geografía (Cheste, Llucmajor, Olaberría, Zuera, Jerez de la Frontera, Montmeló o Jarama) y tienen como objetivo ayudar al conductor a mejorar sus técnicas de conducción, a familiarizarse con las distintas ayudas electrónicas del vehículo (ABS, ESP, control de tracción) y a trazar cada curva de la forma más eficaz posible.

audi-driving-experience-1

Hay tres niveles de formación disponibles: Dynamic, Progressive y Sportscar. En el primero de ellos (Dynamic) los instructores hacen hincapié en los distintos elementos de seguridad activa, así como en las reacciones del vehículo ante situaciones límite, como una frenada de emergencia o el derrape al conducir sobre superficies deslizantes. En el segundo de ellos, Progressive, se aprende a trazar todo tipo de curvas de la manera más efectiva posible e incluye ejercicios para sacar partido a vehículos deportivos, como el balanceo o contrabalanceo. El último de ellos, denominado Sportscar, es el más completo de todos y permite conducir los modelos más potentes de Audi en un circuito permanente de velocidad.

Para el año 2014 yo no hay convocatorias disponibles en ninguno de los circuitos, pero antes del verano 2015 se ofertarán nuevas fechas (más información). No es necesario ser cliente de Audi para realizar alguno de los cursos, aunque el precio sí difiere en caso de serlo. A continuación hay una tabla donde se detallan los precios:

tabla precios
Nosotros hemos hecho el «Sportscar», en el circuito de Montmeló. Dura unas cuatro horas. La parte teórica, de poco más de media hora, la impartieron los hermanos Marc y Jordi Gené, directores de la escuela. En ella nos dieron indicaciones y consejos acerca de la postura de conducción ideal, de la forma de mover el volante o de la manera de corregir los subvirajes y sobrevirajes.

audi-driving-experience-3

La parte práctica, que se realizaba siempre tras un instructor y con los controles electrónicos del vehículo conectados, se dividió en cinco actividades distintas. La primera de ellas la hicimos a bordo de un Audi RS 6 (560 CV) y consistía en realizar una frenada de emergencia desde unos 120 km/h intentando esquivar una fila de conos (que simulaba un posible obstáculo). En ella, además de aprender o mejorar las técnicas de frenada, pudimos comprobar cómo los frenos cerámicos que tenían instalados los vehículos (una opción que cuesta casi 11 000 €) aguantaban un trato exigente contínuo sin el más mínimo síntoma de agotamiento.

Los tres ejercicios siguientes consistían en circular por los tres sectores del circuito de Montmeló en los Audi R8 V10 (525 CV) y Audi RS4 (450 CV), siempre tras el instructor que convenientemente iba dando indicaciones para trazar las distintas curvas del circuito de la manera más eficaz posible.

audi-driving-experience-4

El último ejercicio fue el que estuvimos esperando durante todo el día, y no era otro que circular con el R8 V10 por el trazado completo del circuito a un ritmo más rápido. Las tres vueltas (más una para enfriar los elementos mecánicos del coche) nos sirvieron para poner en práctica todos los consejos y las indicaciones que el monitor nos fue dando durante la jornada.

Como punto final a una intensa jornada de conducción, Audi nos había preparado una sorpresa a todos los asistentes: acompañar a Jordi o Marc Gené en una vuelta completa al circuito en un R8 V10, esta vez sin ningún tipo de control electrónico conectado. El resultado es el que se puede ver en el vídeo que hay a continuación:

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=hCA7wesrwcI&w=700&h=394]

 

Fernando Ríos

 

Share This