Si la nueva web de km77 parece confusa, Audi no se ha quedado corta a la hora de nombrar las versiones de sus modelos a partir del lanzamiento del Audi A8 2018 en octubre de 2017. Nada grave en cuanto nos acostumbremos a ambos cambios.

Hasta ahora, junto a las siglas que identificaban el motor —TFSI, TDI…— y anteponiéndose a ellas, aparecían dos dígitos que correspondían a la cilindrada —2.0 TFSI, 1.6 TDI—. Con el cambio, seguirá habiendo dos dígitos pero estarán relacionados con la potencia, aunque de una forma un poco difusa. 

Esos dos números identificarán un intervalo de potencias en kW. Así, Audi dice que a los motores de entre 81 y 96 kW (110 a 131 CV) les corresponderá el 30, a los de 169 a 185 kW (230 a 252 CV) el 45. Es decir, los intervalos van de, aproximadamente 15 en 15 kW (unos 21 CV). Por tanto, el A8 3.0 TDI de 210 kW se identificará como Audi A8 50 TDI, mientras que el 3.0 TFSI con 250 kW recibirá la denominación Audi A8 55 TFSI. En el resto de modelos los cambios se efectuarán en verano de 2018 con los nuevos modelo-año.

udi A8 50 TDI quattro

Audi A8 50 TDI quattro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta nomenclatura se empleará con cualquier sistema de impulsión (de combustible o electricidad: TFSI, TDI, g-tron, e-tron).

La explicación oficial al cambio, que hace Dietmar Voggenreiter —Director de Ventas y Marketing de AUDI AG— es la siguiente: “A medida que las tecnologías de propulsión alternativas cobran cada vez más relevancia, la cilindrada como atributo del rendimiento de un motor pasa a ser menos importante para nuestros clientes. La claridad y la lógica estructuración de las designaciones de acuerdo a la potencia de salida hace posible distinguir entre los distintos niveles de rendimiento”.

Share This