Tengo previsto escribir varias entradas en el blog sobre una interesante jornada técnica de Audi. Lo que va a continuación no era la primera en mi orden mental, pero la actualidad, en concreto el nuevo A3 Sportback, me ha hecho cambiar de opinión.

Del A3 Sportback habrá una versión llamada TCNG (imágenes). Tiene un motor de 1,4 litros de cilindrada, sobrealimentado. Es el mismo motor que Audi usa en el nuevo A3 pero que da 110 CV en vez de 122 CV y que tiene algunas modificaciones en el sistema inyección para poder funcionar con gas natural, además de con gasolina.

En los dos depósitos cilíndricos colocados por debajo del maletero se almacenan 30 kg de gas a 200 bar . Están hechos de plástico reforzado con fibra de carbono. Usar este material en vez de acero permite ahorrar 54 kg.  Un regulador electrónico baja la presión (a entre 5 y 9 bar) para que llegue al sistema de inyección.

La autonomía con gas es 400 km y con gasolina casi 800 km. Cuando la presión del gas en los depósitos es inferior a 10 bar, el motor empieza a funcionar con gasolina automáticamente.

Una cantidad similar a la del gas que los usuarios de este A3 Sportback TCNG recarguen en las estaciones suministradoras de gas natural se producirá en la planta que Audi va a construir en el norte de Alemania para la obtención del «e-gas» al. Este nombre es el que Audi emplea para el gas natural sintético que produce de la siguiente manera.

Mediante un proceso de electrolisis, empleando agua y energía eléctrica excedente procedente de fuentes renovables (aerogeneradores, principalmente), obtiene hidrógeno. Este hidrógeno se combina posteriormente, mediante un catalizador de níquel, con CO2 para obtener el metano (CH4) y, como residuo, agua (H2O).

El CO2 procede de las emisiones de una central eléctrica de biomasa, que utiliza como combustible residuos orgánicos. La misma cantidad de CO2 que se añade para la obtención del metano es la que el coche emitirá durante su uso, por tanto, en esa parte del ciclo energético el balance de CO2, el gas responsable del calentamiento terrestre, es nulo.

Alfonso Herrero

Share This