Hace dos semanas, en km77.com hemos tenido oportunidad de probar, a la vez, dos coches que son novedad en el mercado, que generan mucha expectación y que se supone que son la referencia en algunos aspectos. Además, son rivales.

Mercedes-Benz A 180 CDI / Audi A3 1.8 TFSI

Lo que llevan

Se trata de un Mercedes-Benz A 180 CDI BlueEFFICIENCY y un Audi A3 1.8 TFSI. Entre los dos hay dos diferencias muy importantes: el motor y la suspensión. El primero, tiene uno Diesel de 109 CV y, el segundo, uno de gasolina de 180.

También hay grandes diferencias en la suspensión. El Mercedes-Benz tiene la «deportiva» que viene con el paquete «Línea AMG Sport»; el Audi, la de serie. Sí, no es una comparativa justa porque la suspensión equivalente en Audi sería la que viene con el kit «S Line».

Las ruedas sí son iguales: unas 225/40 ZR18. Cambia la marca y el modelo: el primero tenía unas Dunlop SP Sport MAXX RT y el segundo unas Continental SportContact 5 SSR.

Cómo van

Que consten en acta las diferencias de configuración de cada uno. Ahora bien, como las sensaciones que transmiten estos dos modelos son tan dispares, cuesta pensar que se deban exclusivamente al tipo de suspensión. En todo caso, y para no pillarnos los dedos, dejamos ahí la duda….

Si hablamos de sus reacciones (o «estabilidad», como dicen algunos, aunque a mí no me gusta), lo que hay que decir es que en cuanto a calidad de conducción, el Mercedes-Benz Clase A sale vencedor. No es solo mi opinión, sino también la de todos los redactores de km77.com que condujeron ambos coches.

Mercedes-Benz A 180 CDI / Audi A3 1.8 TFSI

El Mercedes-Benz es más fácil de conducir con precisión; se deja llevar más armoniosamente. La dirección del Audi, en ocasiones, necesita pequeños movimientos para ir por donde se quiere. Es como si esa imprecisión fuera un obstáculo para conducir con limpieza y no hablo de ir endiabladamente deprisa. Nos queda como asignatura pendiente probar un A3 con paquete «S line», que conste. En el Mercedes-Benz, si se apunta bien, casi no hay que hacer correcciones. Y no solo hablo de curvas medias o lentas de montaña; en las rápidas de la autopista también se repite esta sensación. En general, el Mercedes-Benz da más seguridad en toda circunstancia, incluso cuando pierde adherencia.

No sabemos en qué medida la suspensión del paquete «Línea AMG Sport» ayuda a que el Mercedes-Benz Clase A vaya tan bien como nos ha parecido. Sin embargo, algunos probadores de km77.com, la han calificado de “innecesariamente dura” y estoy de acuerdo. Así que, toque de atención a los posibles compradores, para que luego no se lleven sorpresas. Donde más se aprecia su dureza es, sobre todo, en las irregularidades que se sobrepasan a baja velocidad (por ejemplo, las que abundan en la ciudad). Yendo más deprisa, curiosamente, las imperfecciones quedan mejor atenuadas. Eso nos lleva a la conclusión de que, en función de las condiciones de uso, puede parecer un coche muy duro o solo firme. Además, conviene señalar que las sacudidas de la suspensión se notan sobre todo en el eje trasero, así que los pasajeros de las plazas traseras serán los más perjudicados. El Audi con la suspensión normal es mucho más cómodo en firme irregular, pero no llega a ser ni mucho menos excesivamente blando.

Los dos modelos ruedan con mucha suavidad, aquí parece que hay una pequeña ventaja para el Audi, que parece ser que tiene menos ruidos aerodinámicos, pero tampoco hay una diferencia enorme.

Mercedes-Benz A 180 CDI / Audi A3 1.8 TFSI

No vamos a decir nada de los motores porque no tienen nada que ver. Bueno, solo una pincelada: el del Mercedes-Benz es poco rápido y algo ruidoso en ocasiones (en ciudad), pero creo que cumple para quien no necesite mucho empuje y dé valor a un consumo bajo. Por su parte, el motor del Audi es estupendo: tiene mucha fuerza en casi todo el régimen de revoluciones y las típicas maniobras de adelantamiento se realizan en un instante, con aparente facilidad. Sobre su consumo, lo más justo es decir que no gasta mucho para lo que corre. Rectifico para ser más preciso: cuando se conduce con suavidad y anticipación, no gasta mucho. Sin embargo, no se acerca a los datos de un Diesel. Y claro, aunque tiene un tacto estupendo y «mola» mucho, algunos usuarios se pueden plantear para qué quieren un motor tan potente y tan bueno para ir a velocidades legales. Efectivamente, se trata de un motor sobredimensionado para un uso normal. Pero es que va tan bien…..!! :-). Para quien no quiera tanta aceleración y prefiera un consumo algo más bajo, recomiendo el 1,4 TFSI de 122 caballos (que quizá es una elección más equilibrada).

Por dentro

Encuentro una ventaja clara para el Audi en el puesto de conducción. El contorno de su carrocería se controla con mucha mayor facilidad. Se adivina mejor dónde empieza el coche y se ve más y mejor por las ventanillas o por la luneta. Esa mayor visibilidad se traduce, al menos para mí, en una ventaja clara a la hora de conducir por ciudad. En el Mercedes-Benz se va más rodeado de chapa; casi da la sensación de ir en algún cupé y como aparentemente tiene menos cristal en los laterales, su interior parece menos luminoso.

Audi A3 1.8 TFSI. Asientos delanteros

Audi A3 1.8 TFSI. Asientos delanteros

La posición al volante es buena en los dos modelos. Creo que no hay ventaja clara para ninguno de ellos, sino que dependerá más de los gustos de cada conductor y de los asientos que se elijan.

A mi juicio, el manejo de los diversos sistemas del coche (navegador, sistema de sonido, ordenador, y otras configuraciones), está ligeramente mejor conseguido en el Mercedes-Benz, pero la diferencia no me parece relevante. En ambos casos, desde los mandos del volante se pueden manejar muchas cosas casi sin retirar la vista de la carretera, algo realmente útil. Los mandos del climatizador están mejor colocados en el Audi y se llega a ellos con más facilidad, pues no están tan bajos como en el Mercedes-Benz.

La habitabilidad es similar en los dos modelos: suficiente para cuatro pasajeros, pero alejada de lo que ofrecen modelos de tamaño exterior mucho más baratos. Hay que tener en cuenta que el A3 que probamos es el de tres puertas, algo más pequeño por dentro que el recién aparecido A3 Sportback que próximamente tendremos oportunidad de probar y medir.

Mercedes-Benz A 180 CDI. Asientos delanteros

Mercedes-Benz A 180 CDI. Asientos delanteros

El mejor maletero es el del A3, ya no solo por los litros de más que ofrece, que tampoco son muchos, sino porque la boca es de mayor tamaño lo que facilita introducir según qué objetos.

Otras cosas

Otra cosa que hemos observado es que el Audi no llama casi la atención en la calle. Técnicamente guarda poca relación con el anterior, pero su imagen es muy similar. La gente casi no lo reconoce como un nuevo modelo y como consecuencia casi no lo miran. Es un buen coche para pasar desapercibidos. Sin embargo, el Mercedes-Benz atrae las miradas, especialmente en color rojo y con el paquete de opciones que tenía instalado.

Sistema de iluminación.Los dos tenían los faros de xenón, que son de serie para el Mercedes-Benz y opcionales para el Audi. Creo que los de primero alumbran un poco mejor porque dan un haz de luz un poco más blanco.

Para terminar, la pregunta del millón. Se la hago a Celedonio que veo que está conectado al messenger:

 

Cogolludo dice:

con qué te quedarías, ¿con el Mercedes-Benz A 180 CDI o con Audi A3 1.8 TFSI?.

Cogolludo dice:

digo teniendo que pagar tú la gasolina

Celedonio dice:

buffff

Celedonio dice:

vaya preguntita

Cogolludo dice:

aaamigo

Celedonio dice:

qué necesito?

Celedonio dice:

qué corra?

Celedonio dice:

qué gaste poco?

Celedonio dice:

qué sea grande?

Cogolludo dice:

no, en tu situación

Celedonio dice:

supongo que el MB

Cogolludo dice:

imagina que te ponen una pistola en el pecho y te obligan a comprar uno

Celedonio dice:

yo soy pobre

Cogolludo dice:

y si costaran lo mismo?

Celedonio dice:

no, no

Celedonio dice:

si pensaba que me los regalaban

Cogolludo dice:

no te los regalan, pero te obligan a quedarte con uno a igualdad de precio

Celedonio dice:

el mb

🙂

——–

Por cierto, los dos modelos probados tienen la suspensión posterior del mismo tipo. En el Mercedes-Benz es de serie para, mientras que en Audi es no (los modelos más básicos del A3 tienen unadistinta, de eje de torsión).

Mercedes-Benz Clase B. Suspensión posterior

Mercedes-Benz Clase A. Suspensión posterior

 

Mercedes-Benz Clase B. Suspensión posterior

Mercedes-Benz Clase A. Suspensión posterior

Audi A3 1.8 TFSI. Suspensión posterior

Audi A3 1.8 TFSI. Suspensión posterior

Audi A3 1.8 TFSI. Suspensión posterior

Audi A3 1.8 TFSI. Suspensión posterior

 

Estos son, sin entrar en todos los detalles, algunas impresiones de estos modelos. En km77.com ya hemos publicado las pruebas completas de todos los modelos. Aquí está la del Clase B y aquí la del A3, así que ahí hay información mucho más abundante.

 Cogolludo

 

Share This