Actualización del 17 de octubre de 2017. El siguiente texto deberíamos haberlo anunciado como un publirreportaje. No lo hacemos porque no hemos cobrado por él, pero consideramos que hemos cometido un error al publicar esta nota de prensa de SEAT que es más publicitaria que informativa (por ejemplo, no hay datos sobre los resultados de las pruebas). Hemos decidido no borrarlo para no perder sus opiniones al respecto.

El SEAT Ateca es el primer modelo de producción de SEAT con aspecto de todoterreno, y según sabemos, tienen previsto lanzar al mercado otro modelo con este tipo de carrocería pero de menor tamaño. La gama Ateca se ha visto envuelta en una polémica ya que poco después de iniciar su comercialización, la marca retiraba temporalmente las versiones con motor Diesel de 150 CV y tracción delantera —en esta y en esta otra entrada del Blog Teletransporte, te lo contamos todo con más detalle—.

Desde SEAT nos llegan una serie de imágenes en las que podemos ver al Ateca siendo sometido a exigentes pruebas. Según indica la propia marca, han utilizado 40 vehículos y 50 ingenieros para realizar un total de 80 pruebas y recorrer 25 000 kilómetros, en una zona desértica del sur de España donde se alcanzaron temperaturas de más de 45 grados.

Durante las tres semanas que ha durado este examen, los Ateca se han sometido a múltiples pruebas, entre ellas están las siguientes:

ateca-pruebas-km77com-1

  • Prueba de tracción y descenso controlado. En esta prueba se controla el correcto funcionamiento de los sistemas de control de tracción con pendientes de hasta el 35 %; también se prueba el funcionamiento del «Hill Descent Control»: este sistema garantiza un descenso controlado sin que el conductor tenga que accionar el pedal de freno y activa el ABS de manera automática si fuera necesario.

ateca-pruebas-km77com-2

  • Prueba de control de remolque. El Ateca puede tener el sistema «Trailer Stability Program», el riesgo de perder el control del vehículo al llevar un remolque es mayor, por ello este sistema ayuda a mantener la estabilidad del coche cuando éste tiene anclado un remolque.

ateca-pruebas-km77com-3

  • Prueba de aspiración de polvo. Esta es una prueba muy sencilla que sirve para comprobar la vida útil del filtro de aire. Un coche circula por el desierto generando una gran nube de polvo. Justo detrás de él, le sigue el vehículo que se somete al test; de esta manera se comprueba la calidad del filtro.

ateca-pruebas-km77com-4

  • Prueba de Klapper. Este ejercicio se realiza para comprobar que las más de 3000 piezas que componen un vehículo funcionan en armonía total, evitando que se produzcan ruídos que puedan resultar molestos para los pasajeros, sea cual sea la condición y la superficie sobre la que se conduce.

ateca-pruebas-km77com-5

  • Prueba de grava. Los vehículos ruedan por una pista de grava de referencia donde recorren 3 000 kilómetros para analizar los impactos que ocasiona la gravilla en toda la zona de los bajos, en los pasaruedas así como en la zona exterior y posterior de los parachoques. El objetivo es asegurar la resistencia de todas las piezas durante la vida del vehículo.

ateca-pruebas-km77com-6

En estas pruebas los coches son testados en todas sus configuraciones posibles para no dejar nada al azar. Según SEAT “gracias a las pruebas extremas que realizan centenares de ingenieros y técnicos alrededor del mundo, un conductor puede estar seguro que pude circular por cualquier carretera del mundo con total fiabilidad”.

Share This