Mercedes-Benz puso en venta la tercera generación del SLK en primavera de 2011, tras su presentación en el Salón de Detroit de 2011. Está disponible desde 42.300 Euros (todos los precios).

Es un nuevo descapotable con techo rígido plegable, no una actualización del modelo anterior. Su diseño exterior recuerda mucho al de la berlina CLS, aunque mantiene algunos rasgos del anterior SLK.

Desde octubre de 2011, por primera vez el SLK puede comprarse con un motor Diesel. La versión SLK 250 CDI tiene un motor Diesel de cuatro cilindros, 2,1 litros de cilindrada y 204 CV de potencia máxima. Se distingue por tener un consumo medio homologado bajo: 4,9 litros cada 100 km. Cuesta 48.300 Euros, 6.000 Euros más que la versión de gasolina equivalente.

Además de la nueva versión Diesel, hay tres versiones de gasolina: SLK 200 (1.8 Turbo 184 CV), SLK 250 (1.8 Turbo 204 CV) y SLK 350 (3.5 V6 306 CV). Además, se vende por 82.500 Euros una verrsión deportiva AMG con un motor 5.5 V8 de 421 CV. El cambio es el automático de siete velocidades «7G Tronic» en las versiones 250 CDI, 350 y AMG, mientras que las versiones 200 y 250 lo pueden llevar opcionalmente.

Tiene algunas novedades, como un pequeño cortavientos situado tras los reposacabezas que evita que el aire moleste a los ocupantes. Además, el techo rígido plegable puede tener una parte de cristal (como un techo panorámico) con un sistema de oscurecimiento para que el sol no moleste. Se puede disponer de control de velocidad adaptable (ACC) con protección previa a la colisión (PRE-SAFE).

Imágenes:

(clic en las fotos para ampliarlas)

Share This