Hace unos días estabamos leyendo un dossier de prensa de un coche (no diremos si nuevo o viejo, por no dar pistas) y, en él, aparecia el siguiente párrafo:

“Dato interesante: el techo corredizo se puede cerrar incluso a velocidades teóricas de 260 km/h, pero a 300 km/h tampoco se oye el ruido del viento.”

Parece sorprendente leer eso de que “tampoco se oye el ruido del viento”. No sabemos qué quieren decir.

Por un Sugus sabor Cierzo, ¿de qué coche se trata?

Celedonio y Cogollugo

Share This