Con la miel en los labios nos ha dejado Bugatti en este Salón del Automóvil de Fráncfort. Lo ha hecho porque muchos de nosotros esperábamos ver aquí al sucesor del Veyron —del que ya se han vendido las 450 unidades fabricadas—. Por desgracia todavía tendremos que esperar para ver al nuevo superdeportivo de Bugatti, un vehículo del que ya hay numerosas imágenes circulando por Internet (en fase de pruebas). Para endulzar la espera, Bugatti ha presentado el prototipo Vision Gran Turismo Concept.

VisionGranTurismo_IAA2015_KM77_11

Si no están al tanto, se lo comento, desde el lanzamiento del último juego de la saga Gran Turismo, son varias las marcas de vehículos que ha desarrollado un prototipo único, desafiando con sus modelos (en la mayoría de los casos) todas las leyes de la física para convertirse así en el mejor vehículo del juego. No existen límites de presupuesto y solo hay que regirse, según el caso, por la normativa de seguridad de la FIA. Este prototipo ha sido desarrollado para el juego, pero os lo presentamos porque Bugatti ha decidido transformar los bocetos en un prototipo real, y eso, nos gusta mucho.

Según apuntan desde Bugatti, las características técnicas del vehículo, al igual que su diseño, son realistas, ya que el proyecto virtual se basa en los últimos modelos de simulación de la dinámica de conducción y la aerodinámica del equipo de desarrollo de Bugatti. Los ingenieros y los diseñadores trabajaron juntos en el proyecto durante seis meses y contaron con la colaboración de expertos en carreras del Grupo Volkswagen —campeones en Le Mans, WRC o DTM—.

VisionGranTurismo_IAA2015_KM77_12

Los diseñadores han integrado las características clave del ADN de Bugatti en este prototipo. Véase por ejemplo el perfil lateral con la reconocible «línea Bugatti» que divide el acabo exterior en dos tonos —y que según Bugatti juega un papel importante en la aerodinámica de refrigeración del vehículo— o la parrilla frontal con la forma de la herradura. También hay algunos de los elementos que ya se han utilizado en los modelos de calle, como el alerón posterior que realiza entre otras, la función de freno aerodinámico.

Este modelo también hace un guiño a los éxitos en competición de la marca con la carrocería pintada en color azul, un homenaje al Bugatti Type57 G Tank ganador en 1937 y 1939 de las 24h de Le Mans.

El motor que tiene el prototipo es el conocido W16, el mismo que utiliza el Veyron y que veremos, en un futuro no muy lejano si los ingenieros de Bugatti deciden utilizarlo en el próximo deportivo de la marca —aunque los rumores apuntan a que el motor tendrá menor cilindrada y que el vehículo será híbrido—.

En el interior encontramos una mezcla entre un habitáculo de competición, con asientos tipo bacquet, con el lujo que Bugatti siempre da a sus vehículos, por ejemplo el tapizado en piel exclusiva. Existen dos pantallas retroiluminadas, ambas convexas para mejorar su legibilidad: la pantalla situada en el volante muestra toda la información del vehículo; la segunda pantalla se encuentra en la columna de dirección y combina las imágenes de las tres cámaras montadas en el exterior del vehículo para proporcionar al conductor una mejor visión del conjunto.

Como pequeño dato para terminar, los ingenieros han calculado que el Vision Gran Turismo puede alcanzar más de 400 km/h en cuatro secciones de la actual pista de La Sarthé en la que se disputa las 24h de Le Mans. Un claro rival para los actuales LMP1, aunque estos tienen que cumplir con todas las regulaciones de la FIA y el ACO.

Los afortunados que asistan desde el 17 hasta el 27 de septiembre al Salón del Automóvil de Fráncfort podrán disfrutarlo en persona, a los demás, solo nos queda la posibilidad de coger el mando (o volante) y dar una vuelta virtual con él.

Share This