Toda la semana trabajando para que en el día de descanso te compliques la vida y madrugues más que nunca, ¡los coches te llaman!

No es una enfermedad, hay quien lo hace para coger setas o ir a esquiar, pero yo os contaré en primera persona cómo un aficionado a los coches vive su pasión, ya sea acudiendo a una concentración de clásicos, viendo un rally del mundial, corriendo con los amigos en un karting de alquiler, haciendo de comisario en un circuito o pilotando un coche de carreras en una resistencia. Lo haré con la mayor cantidad de información posible para tratar de demostrar que si te quieres divertir, con “poco dinero” o incluso cobrando se puede hacer.

Así que despierta, que ya son las 05:32 y no vas a llegar a tiempo al control horario con los amigos.

Share This