Bueno, veo que la mini-polémica del último post cerró el grifo de las recomendaciones cinéfilas. Me consuela pensar que se hablo de grandísimas películas, de otras no tan grandes y de algunas pequeñas. Que conste, para que no queden dudas, de que soy de la misma filosofía que Harry el Sucio: “las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno”.

Dicho esto, para que nadie se sienta ofendido (espero que todos tengáis sentido del humor, y si no, peor para vosotros) vamos a seguir la recomendación de un bloguero que pidió un post sobre road-songs. Ya que aquí estamos para seguir vuestros deseos (que no vuestras ordenes) vamos a ponernos a ello.

Por riguroso orden alfabético me toca a mi pronunciarme:

 

1)    Robert Downey Jr. y Michael Douglas van en coche, charlando, en la maravillosa, excelente, grandiosa Jóvenes prodigiosos. De repente en la radio suena The philosopher stone (La piedra filosofal) del maravilloso, excelente, grandioso Van Morrison. Que gran momento…

2)    Jeff Bridges acaba de sobrevivir a un terrible accidente de avión. Quiere volver a casa, pero no en avión. La película se llamaba Sin miedo a la vida –si recuerdo bien- y la canción que sonaba en el coche de Jeff Bridges era una de los Gipsy Kings. ¿Alguien sabe decirme cual?. El momento, con Bridges sacando la cabeza al viento, ponía la piel de gallina.

3)    Jamie Foxx coge en su taxi a una nueva pasajera, Jada Pinket Smith. Es de noche en Los Ángeles y en la radio suena Hands of time de Groove Armada. Ella le pide a él que suba la música. Michael Mann demuestra en Collateral lo bien que se le da poner música en las películas.

4)    Otra vez Bridges, esta vez con su hermano. Los dos recogen a Michelle Pfeiffer. La película es una obra maestra y la canción que suena en ese momento, cuando los tres en el coche emprenden el viaje hacía su próxima actuación es Welcome to the road  de Dave Grusin. Quien haya visto Los fabulosos Baker Boys no se habrá olvidado de ese momento.

5)    Y por último, porque no podía faltar: Una historia verdadera, de David Lynch. Porque esta película no sería lo mismo sin la impresionante banda sonora de Angelo Badalamenti. Solo un momento: la cámara sigue al cortacésped de Alvin Straight y lentamente va subiendo hasta el cielo. Permanece allí durante unos segundos para bajar de nuevo: el cortacésped ha avanzado solo unos metros. El paisaje es avasallador. Alguno habrá que no se emocione con eso, pero no serán muchos.

Y vosotros, ¿cuál es vuestra road-song? Y ya puestos ¿qué música lleváis en el coche?

Lo dejo en vuestras manos…

 

T.G.

 

 

Share This