Amigos, esta semana hay demasiados puntos sobre los que reflexionar, así que empecemos sin más dilación.
Contemplo con orgullo que muchos de vosotros (por no decir todos) habéis ignorado Mentiras y gordas (espero que no sólo haya sido el post sino la película, que es lo que cuenta).
Bien por vosotros.

Pongámonos en materia:

1) Fast & Furious acumulaba en Estados Unidos a la hora de escribir estas líneas unos 72 millones de dólares (dólar arriba, dólar abajo) en su primer fin de semana. Lo cual supone un nuevo record para el mes de abril y la constatación de que quizás sea cierto que nos hemos vuelto todos locos. Un forero hablaba –con buen criterio- de la diferencia entre película y producto. Bueno, aquí tenéis un ejemplo inigualable: la película es un desproposito, el producto arrasa.

2) El gobierno francés ya tiene a punto su prohibición para los archivos P2P. O sea, que cualquiera que pretenda bajarse “cositas” de la red en suelo del país vecino pasará a tener problemas de inmediato: primero se le avisará por mail o sms de que deje de hacer lo que está haciendo. Segundo, se le pondrá una multa y, finalmente, si sigue insistiendo, se le cortará la conexión a Internet por tiempo indeterminado. Sarkozy no está para bromas. Veremos que pasa.

3) Y para liquidar la actualidad semanal: la tormenta desatada en los Estados Unidos (y en el resto del mundo) por la filtración de Lobezno parece lejos de acabar. Si se sospecha que fue un empleado (de alto rango) de la compañía quien puso la película en la red, ahora resulta que uno de los blogueros más conocidos de la multinacional (Roger Friedman) ha hecho una crítica de la película robada en la que poco menos que la calificaba de “obra maestra”. El cabreo de la comunidad de internautas ha sido mayúscula: ¿porqué se permite a un señor de Fox opinar de un acto ilegal, de un robo, como ha sido calificado por la propia compañía?. Muchos han puesto el grito en el cielo: especialmente por el hecho de que –casualmente- el crítico en cuestión la califique de obra maestra mientras el otro 99% dice que apesta. No debe juzgarse una obra incompleta. Punto.

Creo que no es justo juzgar Lobezno por una copia de trabajo que tiene más de seis meses de antigüedad, es 25 minutos más corta que la versión final y sin los efectos especiales y de sonido finalizados, pero esa es únicamente mi opinión.

También me parece una locura lo del gobierno francés pero creo que si funciona no tardaremos mucho en verlo por estas lares. Tiempo al tiempo.

¿Qué opináis vosotros sobre estos asuntos? A mi cada semana me da más miedo vivir en este planeta. Posiblemente hemos llegado al punto donde la civilización se colapsa…¿qué otra explicación hay para lo de Fast & Furious? 😛

Abrazos/as

T.G.

Share This