Bueno, veo que no soy el único con malas experiencias en los cines. En mi pueblo había un cine precioso, gigantesco, que tenía el olor que debe tener un cine (y que no, no es SOLO el olor de las palomitas grasientas que venden allí) y que cerró porque allí no iba ni el kiko… En fin, creo que no tenemos remedio, así que aparcaremos el tema por el momento, ya que no veo claro lo de constituirnos en partido político (aunque tal y como están los políticos igual tendríamos alguna posibilidad).
Para cambiar de tercio dejadme hablaros del que fue durante algún tiempo uno de mis directores más adorados y con el que he pasado todo tipo de altibajos en los últimos tiempos: se trata del señor Quentin Tarantino.
A Tarantino se le ha llamado de todo, a veces con razón, pero hay que reconocerle el talento (indiscutible) y la fuerza de sus diálogos…cuando no se le va la pelota.
Ahora está a punto de acabar el rodaje de Inglorious basterds, esa locura bélica que algunos ya califican como “la película de guerra más salvaje de la historia”. Acabo de leer el reportaje in situ que ha colgado el gurú Harry Knowles en su web aintitcool.com y en el que más o menos viene a decir que mueren en esta película más nazis que en todos los otros filmes sobre la 2ªGuerra Mundial juntos. Concretamente citan Los doce del patíbulo, una película que chifla a un servidor.
La peli (para aquellos que hayan conseguido resistir el bombardeo mediático, que a partir de ahora no hará más que crecer) explica la historia de un grupo de soldados de paisano que se infiltran en las líneas enemigas con un solo objetivo: matar la mayor cantidad de nazis posible.
Aquí os dejo el trailer donde podemos ver a Brad Pitt diciéndole a sus soldados que cada uno de ellos tiene la obligación de entregarle 100 calaveras (“y quiero esas calaveras” recalca Pitt) de soldados enemigos. A lo que iba. Tarantino me decepcionó, y mucho, con aquella cosa llamada Death Proof donde hasta mi amado Kurt Russell hacía el ridículo, pero –también hay que decirlo- me lo pasé pipa con las dos partes de Kill Bill. Así que, dado mi pasión por el cine bélico, espero lo mejor de esta cinta de Quentin.
Dicen que la peli va a celebrar su premiere mundial en el festival de Cannes de este mismo año (Tarantino está yendo a toda hostia para acabarla a tiempo) y que la fecha de estreno en España se produciría a finales de año (aun no hay nada concreto).

Dicho todo esto, ¿a quien le gusta el género bélico? ¿Pelis favoritas? ¿Y Tarantino?

Gracias, disfrutad de la semana.

T.G.

Share This