Quién sabe dónde

Quién sabe dónde     Señores y señoras,   ¿Cómo están ustedes?   A aquellos de la capital les pregunto con doble intención: ¿cómo están ustedes?   Después del lamentable espectáculo del ébola, con la ministra del vestido de ‘perdonadme, es la hora del brunch’...