Hola chavales/as,

¿cómo lo lleváis?

Ya que últimamente no he parado de criticar y expulsar sapos y culebras he pensado que para este fin de semana podía dar un giro a mi particular pasión por mirar el lado horrible de las cosas y recomendaros algo distraído y bueno (lo de barato dependerá de los estándares de cada uno/a).

Vi en Estados Unidos esta película llamada 500 días juntos. Se ha estrenado este fin de semana en España.

Para no engañar a nadie os diré que soy un romántico empedernido y disfruto las películas de género (romántico) que se lo merecen. Disfruté con Cuatro bodas y un funeral y con Notting Hill y hasta con Love actually pero desde que Richard Taylor (creador de estas tres) se retiró o se puso a hacer chorradas (os dejó escoger que opción os parece más…romántica) no he encontrado nada, NADA, que me parezca lo suficientemente decente como para recomendarlo.

Hasta 500 días juntos.

La película es de un tío que se llama Marc Webb, un novato que hasta ahora había hecho dos peliculillas y una cosa para televisión y al que pronostico trabajos forzados (en el buen sentido de la palabra se entiende) en el ámbito del cine. Así de cojonuda es su primera película seria.

Primer aviso: esta no es una peli para nuestro/a yo adolescente. Si es eso lo que andáis buscando os vais a equivocar de sala. Esta es una película que llama a gritos a nuestro/a yo maduro, ese que vive mal en este mundo infantilizado (si me permitís la reflexión pseudo-filosófica).

500 días juntos es una película con mentalidad pequeña, que habla de cosas diminutas (aquellas que finalmente importan –vale, esta es otra reflexión pseudo-filosófica) tratándolas a lo grande. Es una película sobre todo eso que queremos y que no podemos tener, y sobre lo jodido que es soñar que podemos tenerlo.

Zoey Deschanel (esa chica rara de preciosos ojos azules) y Joseph Gordon-Levitt (un actor que se merece ser llamado así) nos montan y desmontan a placer mientras vamos dando saltos por pasado, presente y futuro como un viajero del tiempo al que se le ha estropeado la máquina.

Duele, gusta y divierte (no sabría decir cuanto de cada) y, sobretodo, te hace sentir que aún hay alguien hay fuera que tiene algo que decir, y que encima tiene una cámara.

Os la recomiendo si alguna vez habéis estado enamorados/as de algo o alguien imposible, incluso si lo estáis ahora. No os ayudará en absoluto, pero al menos no os sentiréis como un bicho raro. ¿Y si no estáis/habéis estado enamorados de algo/alguien imposible? Pues también. Id a verla, así sabréis lo que se siente.

Si no os gusta la película prometo devolveros el post (sea lo que sea lo que signifique eso).

¿Alguien la ha visto?

Abrazos/as,

T.G.

P.D.: os pongo el trailer en inglés…para verlo en español haced lo de costumbre: buscad en youtube.

Share This