Así es amigos, aquí no engañamos a nadie. Según he estado leyendo en Internet (que como todo el mundo sabe es una fuente absolutamente fidedigna de información –o sea, que todo lo que está en la red es de verdad de la buena) el planeta tierra, tal y como lo conocemos, se va a tomar viento.
Si queréis antes de seguir leyendo podéis echar un vistazo al video que he puesto más arriba. El trailer en cuestión pertenece a la película 2012 de Roland Emmerich (autor de obras magnas del séptimo arte como Independence day, El día de mañana o 10.000 B.C.). Bueno, pues el tal Emmerich nos explica en su nueva película que en 2012 y debido a una extraña alineación de los planetas que se produce cada tropecientos años es posible que el centro gravitatorio de la tierra se desplace y que eso provoque -a su vez- un maremoto del copón que acabará con todo bicho viviente. Ojo, esto no lo afirma un servidor sino que parece ser el guión del filme en cuestión (no sea que la gente empiece a meterme el dedo en el ojo porque lo que he dicho es científicamente imposible, incrédulos, que sois unos incrédulos).
Bueno, el caso es que la película, donde veremos las jetas de John Cusack, Thandie Newton, Danny Glover o Oliver Platt (que hasta donde yo sé son buenos actores/actrices) cuenta la historia de un científico que lidera un grupo de expertos de diversos campos para tratar de evitar el Apocalipsis.
Lo siento, no tengo más detalles, pero como podréis haber observado en el trailer parece que no vamos a poder quejarnos más por la sequía.
Parece que todo este asunto viene porque el calendario maya se acaba en 2012 y no son pocos los aguafiestas que profetizan que eso significa que nos vamos a ir todos a tomar viento, por ese mismo motivo hay multitud de páginas que explican con todo lujo de detalles los motivos exactos por los cuales en esas fechas va a haber una gran demanda de ataúdes (flotantes si es posible).

Bueno, ya os he hablado de la peli (que se prevé una de las más taquilleras de este año –se estrena en noviembre) y del Apocalipsis consiguiente. Ahora os pregunto, ¿si supierais con total seguridad que esto se acaba en 2012 a que ibais a dedicar los tres años que os quedan? (cuidado con lo que decís que puede haber niños leyendo). Y, segunda pregunta: ¿a alguien le importa algo esta película?.

Al final va a ser verdad que estamos en crisis. Si no que se lo pregunten a Roland Emmerich al que le siguen dando pasta para hacer piniculas.

T.G.

P.D.: Tic-tac-tic-tac…Ha empezado la cuenta atrás…

Share This