Hola amigos/as,

Contemplo atónito (aunque ya nada debería sorprenderme lo cierto es que se esfuerzan por conseguirlo) el pollo que se está montando con el tema de Internet. No salgo de mi asombro con el proyecto este de ley que se están montando los del PSOE con ese lince que es Gonzalez-Sinde a la cabeza, ni con el oportunismo del Partido Popular, que no pierde una para soltar todo tipo de sapos.

Un día deberíamos hacer un concurso: a ver quien es más torpe.

Me pararé aquí para no calentarme la boca, aunque dejaré en el camino una última reflexión: ¿dejarías a un carpintero hacerte un trasplante de hígado?. No, ¿verdad? Entonces como se puede dejar un asunto tan complejo como la red en mano de cuatro políticos de medio pelo. ¿Para que se convoca a gente como Enrique Dans o Sindo Lafuente si luego se van a pasar lo que digan por el forro?. Si quieren circo que se lo monten ellos solos, en todo caso –y si ellos prometen saltar a la arena- nosotros podemos poner los leones.

Pero no esto de lo que quería hablar porque yo –al contrario que todos estos correveidiles- soy muy consciente de lo que poco que sé del tema y prefiero no meter la patita.

De lo que quería hablar es de la década. Si amigos, de la década.

Por cierto, ¿cuando se acaba la década, el 31 de diciembre de 2009 o el 31 de diciembre de 2010? Lo digo porque están todas las revistas de cine marcándose listas de lo mejor y lo peor de la década y no sé yo si debieran haber esperado. A ver si alguien me lo aclara.

Para no ser menos me voy a marcar mi propia lista, de las diez mejores películas que he visto desde el año 2000.

Ahí que voy:

1) El curioso caso de Benjamin Button. La maravillosa, excelente, fascinante, inabarcable película de David Fincher.
2) Zodiac. Otra del mismo tipo –Fincher-, igualmente maravillosa pero infinitamente más compleja y que finge hablar de una cosa para hablar en realidad de otra completamente distinta.
3) El retorno del rey. No sé a vosotros/as pero a mi la tercera entrega de la trilogía de El señor de los anillos me parece impresionante.
4) Cuatro meses, tres semanas, dos días. La mejor película que un servidor ha visto sobre el peliagudo tema del aborto, junto con el documental Lake of fire, de Tony Kaye.
5) Ciudad de Dios. Grande, grande, grande, grande.
6) Y tu mamá también. Me mola Cuarón, un tío que sabe muy mucho de cine.
7) Old Boy. Gigantesco cine coreano. Hay que verla.
8) Lejos del cielo. Obra maestra de Todd Haynes. Le costará volver a hacer algo así aunque su peli sobre Bob Dylan, I’m not there, era igualmente cojonuda.
9) Lost in translation. Pocas películas me han llegado tanto con tan poco.
10) Gran Torino. Porque Eastwood ha dicho que no volverá a actuar. ¿Hace falta decir algo más?

¿Vuestra lista?

Venga, estiraos un pelin…

Abrazos/as,

T.G.

Share This