rec4

 

Señores y señoras,

 

¿qué tal la vida? Espero que sea buena y dócil, y no les muerda el trasero por la noche. Créanme, eso pasa.

 

Esta semana (o sea, mañana) se estrenan dos películas la mar de interesantes… pero déjenme que antes me congratule por la dimisión de esa criatura de Dios llamada Alberto Ruiz Gallardón, un hombre que era conocido como ‘el moderado’ y que ha acabado hundiéndose en la miseria más absoluta gracias a sus amigos. Ya lo decía aquella famosa frase: “Señor cuídame de mis amigos que de mis enemigos me encargo yo”.

 

Tampoco puedo dejar de mencionar a uno de mis ídolos, el ínclito obispo Reig-Plá: cada vez que abre la boca se sube el pan dos euros, pero reconozco mi fascinación por su oronda figura y su boca lodosa. Hoy mismo, hace sólo unas horas, le he leído diciendo que el PP ha sido infectado por el ‘lobby gay’ y que por eso han frenado la ley del aborto (ya se sabe lo que les gusta a los gays los abortos, malditos gays). Después añadió una comparación entre los que están a favor del aborto y los nazis y finalmente dijo que estábamos todos corrompidos por el demonio. Bueno, esto último no es verdad, pero es obvio que debe pensarlo. Al señor Reig-Plá le das vía libre y un par de días y te quema a todas las mujeres de su comunidad por brujas.

 

En fin, un hombre admirable, de la España de los años 30, pero admirable. No le tengan en cuenta su incontinencia verbal y su estupidez supina, piensen que cada día reza por ustedes. Un rosario entero.

 

Este fin de semana empieza el festival de Sitges –otra cosa que da miedo, pero esta vez por las razones que cabría esperar- y lo hace proyectando [REC]4. Un servidor ya la ha visto y puede decir que se lo pasó pipa.

 

La película –si no lo he entendido mal- se estrena el 31 de octubre, así que aún quedan unas semanitas para que les llegue a ustedes, querido pueblo. No voy a reventarles la película (ya saben que no tengo por costumbre abusar de los spoilers) pero es sabido si se llama [REC]4 es porque hay tres entregas más. Sino fuera así sería un poco extraño llamarlo [REC]4.

 

Dicho esto, no sé si todos ustedes, queridos/as lectores/as, han podido ver las tres entregas anteriores. La primera es un clásico; la segunda una especie de Aliens, con acción a raudales; la tercera una comedia delirante y muy divertida (sí, una comedia, que –por cierto- no gustó a los fans más radicales). Las tres son magníficas películas, aunque a mí la primera sigue pareciéndome la más redonda de todas, original como pocas películas españolas y a la altura de cualquier producción estadounidense de género.

 

Ya sabrán (si no han visto ninguna de las entregas dejen de leer ahora mismo y corran al videoclub o donde demonios se puedan alquilar películas ahora) que la saga cuenta la historia de una casa en el Eixample barcelonés en el que se esconde una brutal amenaza contra la salud colectiva. Una terrible infección de origen desconocido atrapa en el citado edificio a una célebre reportera televisiva y a su cámara y les introduce en una pesadilla digna de Lovecraft.

 

Rodada cámara en mano (ya saben, el rollito ‘found footage’) cuando el formato era original, la primera [REC] arrasó todo el mundo, se vendió en más de 90 países (no hay precedentes de ninguna otra película en la historia de este país que pueda presumir de algo así) y hasta acabó generando un remake estadounidense. Naturalmente, se convirtió inmediatamente en una franquicia y hasta hoy.

 

En [REC]4 la cosa se ha trasladado a un barco en alta mar, donde han llevado a los infectados, esperando encontrar un remedio para el virus. Como es de suponer, algo sale mal y se abren –otra vez- las puertas del infierno.

 

Ya no hay cámara en mano sino una dirección esplendida de Jaume Balagueró, al modo tradicional. Sangre a litros, una escena sensacional (especialmente si uno es fan del gore) con un motor fuera borda y un final estupendo (que se cambió, porque le faltaba contundencia), además de todo el despliegue habitual [REC] convierten a esta secuela en un gran entretenimiento, brillante en ocasiones, y totalmente solvente.

 

Pónganse este post en favoritos y vayan a verla, hombre ya.

 

O Reig-Plá les perseguirá.

 

Abrazos/as,

T.G.

 

 

 

 

 

 

Share This