pilgrim

 

Qué tal señores y señoras?

Ya ven que mi ritmo de posteo ha bajado ostensiblemente. No es que yo no quiera pero como ya les comenté fui invitado por una amiga a una de esas casas en medio del campo donde ni siquiera hay internet, en las afueras un pueblo gallego con un súper y tres mil quinientos bares. Ay amigos y amigas, qué paz interior que te trae beberte dos estrellas (gallegas, aunque soy catalán apártenme de la cara esa cosa de Damm o les agredo clavándoles las uñas en los ojos) y disfrutar de una buena conversación a la sombra. Mi militancia barcelonesa (ya saben, qué bonita es mi ciudad, blablablá) se ha visto claramente afectada por este hecho y ahora quiero volver a mi aldea gallega de bares viejunos con pulpo y godello. Volver a la ciudad ha sido la prueba definitiva de que estoy sintiendo un profundo ataque de morriña.

En fin, amigos y amigos gallegas que me leéis, cerrad las fronteras, no dejéis que entre nadie más, dejadlo todo tal y como está. Que nadie toque nada hasta que yo vuelva.

He aprovechado este parón vital (y audiovisual) para ponerme al día con el tema literario y aunque este es un blog de cine (añadan aquí unas risas o unos insultos, lo que ustedes consideren más oportuno) también son conocedores de que al final hablo de lo que me da la gana, que para algo es mi blog. Así que si lo que buscan es uno de esos críticos de cine al uso que gustan de ir al cine con la mano en la barbilla y darse luego al onanismo por escrito utilizando palabras raras, se han equivocado de sitio.

Procedo a recomendarles algunos de los libros que he degustado estos días, sin ningún orden, ni preferencia, tal que así.

El primer libro del que di buena cuenta fue una maravilla llamada Soy Pilgrim. Sí, ya sé que el título puede parecerles sospechoso, a mí también me lo pareció, pero cometerían un error si lo subestimaran. Soy Pilgrim es probablemente el mejor libro de espías que se ha editado en una década, un John LeCarré multiplicado por dos, un tochazo de 800 páginas que se lee como si tuviera 10 y que cuenta la persecución implacable de un espía –aparentemente retirado- llamado Peregrino (de ahí el nombre, lo de Soy peregrino hubiera quedado mal) a un terrorista apodado Sarraceno, y más listo que el hambre. Escrito con dominio absoluto del tempo del género, abundante en detalles (los que gusten de saber cosas del mundillo del espionaje irán de orgasmo en orgasmo) y finiquitado con uno de los desenlaces más trepidantes que un servidor recuerda haber vivido en una novela en lustros. Ya tardan, el señor que lo ha escrito se llama Terry Hayes y los derechos ya han sido adquiridos para su adaptación cinematográfica, así que no tardaremos mucho en ver la película.

El segundo que me zampé ya tiene película, bueno, no exactamente… el que tiene película es el personaje que lo protagoniza, un tal Jack Reacher. Reacher es un ex policía militar con alma de vagabundo que mide metro noventa, pesa más de 100 kilos y da unas hostias como panes. Reacher no tiene ni una jodida maleta, se compra ropa nueva y tira la anterior, tampoco tiene tarjeta de crédito, ni dirección conocida, sin embargo se le puede localizar, utilizando métodos que no voy a desvelar por no decir más de la cuenta. Zona peligrosa es su primera novela (es decir la primera que se publicó del personaje) y es fantástica: brillante, seca como un Martini en Almeria, violenta hasta decir basta y muy, muy bien escrita. No hay puntada sin hilo en las obras de su autor, Lee Child, y Zona peligrosa no es una excepción.

La tercera, y última (a estas alturas ya llevamos 1400 páginas de literatura) ha sido Persona, del duo sueco Erik Axl Sund que es una novela con una tendencia desmesurada a la brutalidad, un giro esplendido al final y la promesa de una segunda parte aún mejor (Trauma, la segunda entrega, ya está editada, y la última de la trilogía aparece en septiembre. Ojo, no es apta para los estómagos sensibles, porque los tipos no se andan con rodeos y son, cómo decirlo, unos bestias. Está por muy debajo de las otras obras comentadas, pero vale la pena y creo que lo mejor está por llegar. De esta van a hacer una miniserie, para 2016.

Hala, vayan a la librería, compren, no sean vagos. Les prometo que se lo pasarán de miedo.

(Ellas también disfrutarán mucho de Pilgrim y de Zona peligrosa, no sé si de Persona, no lo veo claro)

Abrazos/as,
T.G.

P.D.: en el próximo post les hablo de Ant-man.

Share This