Buenas,

He tardado un poco en actualizar pero os compensaré en pocas líneas (o al menos lo intentaré). Me encuentro aún en Sitges, lidiando –o intentándolo- con una programación que prometía mucho pero que hasta el momento no ha estado a la altura de las expectativas.

Así que, sin más, vayamos al grano:

1) REC2. Ya la comentamos, a mi me parece una muy buena película, técnicamente impecable que adolece –para mi gusto- de un guión sobre-explicado. Prefiero la frescura del original pero hay que reconocer que con esta te lo pasas de lujo.

2) Celda 211. La mejor peli española del año y probablemente una de las más frescas, radicales y mejor articuladas de la década. A eso hay que sumarle el IMPRESIONANTE trabajo de Luís Tosar. Hay que ir. Y punto.

3) Pandorum. Una del espacio de la que un servidor esperaba algo decente y que acaba siendo un refrito indigesto realizado simplemente –y esto no es broma- para sacar provecho de los decorados de Resident Evil. Conclusión: Vade Retro Satanas.

4) Sorority row. Un slasher absurdo, aunque divertido, donde corretean todo tipo de féminas en ropa interior que no saben si van hacía arriba o hacía abajo, perseguidas por uno de los asesinos menos motivados de la historia. A los que les vayan las chicas guapas y en edad de merecer no les molestará el filme, pero eso sí, que no esperen nada más.

5) The collector. La que se prometía como una de las triunfadoras del festival acabó siendo un copia barata de Saw con toques de Seven y un señor muy muy malo que no sabes muy bien a que juega. Al que le vayan los asesinatos elaborados y la violencia gratuita sin venir a cuento pues hala.

6) Canino. Una película que gustó por su propuesta surrealista, basada en una familia muy particular en la que el padre no ha dejado nunca que los niños (que ya tienen como 30 años) salgan de casa. Con esa y una perversión muy particular del lenguaje ya tenemos el desparrame de costumbre. Cuatro gags bien distribuidos y una propuesta que se acaba muriendo por encontrarse demasiado graciosa (como cuando alguien cuenta un chiste y luego se ríe más fuerte que los demás de su propia ocurrencia). Los excesos son buenos… para un rato. Hubo muchos aplausos, así que igual soy yo que me he vuelto un mostrenco.

7) The countess. La película de Julie Delpy, gran actriz, sobre una condesa hungara bastante chiflada ella, que un buen día decide que no hay nada mejor para el cutis que una buena ración de hemoglobina. Tiene gracia cinco minutos, luego ves lo poco que les importa a los actores lo que están diciendo y haces lo propio.

8) The hole 3D. El regreso de Joe Dante (mítico realizador que ha firmado obras maestras como Aullidos o Gremlins) con una peli en clave juvenil que ni chicha ni limoná pero en tres dimensiones. Aburrida. Y mira que soy fan, pero lo que es es.

9) La huérfana. Otro clásico del guión con agujeros del tamaño de Groenlandia. La historia de la huérfana hija-de-la-gran-p*** que se dedica a atormentar a su familia adoptiva con toda clase de artimañas no es gran cosa, pero al menos está bien dirigida y tiene detalles jugosos. Eso sí, la explicación de todo el meollo no hay por donde cogerla.

10) Hierro. Alguien dijo –el sr. Lobo puede- que podía ser una genialidad o una porquería (no le cito textualmente). Pues es más de lo segundo que de lo primero, pero con matices: visualmente es fascinante, pero el guión es tan endeble, tan pobre, tan falto de vida, que a los 20 minutos deseas que un maremoto se los lleve a todos por delante. Para mi la gran decepción del festival hasta la fecha: me está bien empleado por ser tan bien pensado.

Aún falta Moon, la del hijo de David Bowie, y cosas como lo último de Terry Gilliam, Zombieland, la española Ingrid, etc, etc, etc. Así que sigo conservando esperanzas de que llegaremos a buen puerto, de una forma u otra.

¿Alguien ha ido a ver REC2? ¿qué os ha parecido?

Abrazos/as,

T.G.

Share This