Me levanto hoy con este artículo de Enric González. Soy un admirador de este señor y me fascina su sentido común y aunque no comulgo al cien por cien con lo que dice, creo que vale la pena leerle. No hay muchos tipos hoy en día capaces de hacerte pensar y –creo que- González es uno de ellos.

El periodismo está jodido amigos/as, como tantas otras profesiones. Sin embargo, y ya que es la mía, me permitiréis que me sienta particularmente pesimista: el papel está tocado; Internet aún no ha conseguido desarrollar su potencial (no hablo de la traslación del periódico/revista de toda la vida al ciberespacio sino de algo absolutamente concebido para la www –lo más cercano que se me ocurre es politico.com) y los demás jugadores, los denominados “medios tradicionales” están demasiado dispersos como para no perderse en un mar de botones, frecuencias y rejillas.

Alguien me decía hace unos días que solo los más atrevidos sobrevivirían a esta etapa de adolescencia tecnológica (a la que se ha unido el colapso económico de una gran parte del entramado financiero mundial a la que tan bien le ha ido durante todos estos años) y que solo unos cuantos chiflados –de entre esos atrevidos- lograrán crear algo relevante.

Dicho esto y con la mayor de las modestias, ya que me veré obligado a seguir buscándome la vida pase lo que pase, como la gran mayoría de los currantes de este país (cierto, yo no voy a una oficina, pero tampoco tengo un sueldo fijo, vaya una cosa por la otra) quiero hablaros de un documental que ha caído en mis manos hace unos días, que me ha aterrorizado y que –para rizar el rizo- tiene que ver con lo anteriormente comentado. Su titulo es Collapse.

Collapse es la historia de Michael Ruppert, un ex oficial del departamento de policía de Los Ángeles que dejó el cuerpo para dedicarse al periodismo. Este tipo predijo al dedillo (y quiero decir al dedillo) la crisis de las subprimes y el estallido de la burbuja inmobiliaria (la exactitud de sus cifras y predicciones, especialmente si se tiene en cuenta que fueron realizadas mucho antes de que todo se fuera al garete resulta muy inquietante). Pero no es eso lo que asusta más, lo que asusta más es que Ruppert predice un nuevo colapso financiero, uno completamente brutal, que hará que el que hemos vivido luzca como un juego de niños.

Obviamente Ruppert ha sido calificado de “paranoico”, “loco” y cosas mucho peores por parte de sus detractores pero el documental sobre su figura y sobretodo la dimensión de sus afirmaciones convierte la visión del mismo en una experiencia tremenda.

No tengo ni idea de cuando se estrena esto aquí (me inclino a pensar que va a ser nunca, nadie va a querer ir a ver un documental donde se dice que estamos todos a punto de entrar en barrena) por lo que os recomiendo que tratéis de usar cualquier canal posible para echarle un vistazo.

Si alguien ha visto (y disfrutado) Loose change, sobre los atentados del 11 de septiembre, o Zeitgeist, sobre las teorías conspirativas en general, Collapse es el tercer escalón… no sé donde llevará, pero no tiene buena pinta.

Os dejo el trailer más arriba, a ver que opináis.

Abrazos/as amigos/as,

T.G.

Share This