batman

 

Buenas amigos/amigas,

 

¿Cómo están ustedes, que decía Miliki?

 

Les veo algo inflamados por la decisión de Warner Brothers de que Ben Affleck encarne a Batman. Aunque sea por llevar la contraria, a mí no me parece tan mala opción, oigan. A ver, Christian Bale era bastante cojonudo y no seré yo quien lo niegue, pero el hombre ha dicho basta, que no quiere saber nada más del asunto y que a partir de ahora el hombre-murciélago se la sopla. ¿Qué tenía que hacer el estudio? ¿Renunciar a tres billones de dólares por el morro? Pues no.

 

¿Es Ben Affleck la mejor decisión? Pues no tengo ni idea, pero –viendo algunos de los nombres que se habían barajado– tampoco me parece ningún desastre. Veamos, los medios estadounidenses habían hablado de una lista en la que estaban Orlando Bloom, Ryan Gosling o Channing Tatum. Del primero ni hablemos, antes me corto un pie con una cuerda de piano que permitir a ese pelmazo meterse en el traje de Batman; del segundo, pues qué quieren que les diga: yo sólo le he visto dos buenas películas: Drive y El creyente, y tampoco me parece la bomba; del tercero no haré comentarios, simplemente échenle un vistazo a su filmografía.

 

Dicho esto: sí, el Daredevil de Ben Affleck es una auténtica basura. Sin embargo, con Los cuatro fantásticos, el Hulk de Ang Lee, el Motorista fantasma de Nicolas Cage o el Batman de Joel Schumacher, dudo mucho de que sea la peor película de superhéroes de la historia.

 

Seguro que tienen ustedes/as en la cabeza al Ben Affleck que salía con Jennifer Lopez, el burro fiestero, pésimo actor y liante profesional. Sin embargo este hombre ha protagonizado al menos dos películas óptimas en los últimos años, Argo y The town, que él mismo dirigía, y estaba muy bien (muy bien) en The company men. No ha hecho/interpretado ninguna gilipollez en el último lustro y hasta hizo un parón de tres años para reflexionar sobre su carrera. Se ha convertido en un director magnífico y ha perdido ese gusto por la comedia estúpida que ha llevado a su colega, el lamentable Vince Vaughn, a despeñarse por el barranco de la ignominia.

 

Resumiendo: a mí Affleck me parece un tipo que va camino de ser muy solvente y tiene el físico y la planta para ser un buen Batman. Si le dirigen bien (y Zack Snyder tiene buena mano con los actores), puede darles una sorpresa a todos/as. Entiendo la belicosidad pero, créanme, podía haber sido mucho peor.

 

Así que, damas y caballeros, denle una oportunidad a este señor, ya habrá tiempo para enterrarle en improperios, cosa que haremos sin piedad si, llegado el momento, se lo merece. Ahora permitan que respire: si no lo hace bien yo mismo daré las ordenes para que se le fusile al alba.

Besos/as,

T.G.

 

 

 

 

Share This