the_maze_runner-wide

 

 

¿Qué tal?

¿Siguen ustedes de campo y playa?

¿Han llevado ya los niños a la escuela?

 

(Confiesen, malvados y malvadas, lo a gusto que se han quedado quitándose a los críos de encima… los niños, esa maldición. Un día alguien reivindicará a Herodes y ya puedo visualizarles a ustedes con la camiseta y el llavero promocional y el lema ‘Herodes tenía razón’)

 

Como ven está el país muy entretenido: unos se quieren ir, otros se quieren quedar, unos dicen que todo va bien, otros que somos el primer país de Europa en pobreza infantil, unos llevan barba y no contestan preguntas y otros hacen una (penosa) ley del aborto y luego se la tienen que comer con patatitas y un vaso grande de Don Simón.

 

Sí señores (y señoras) la tragedia nacional sigue y Berlanga sonríe desde su tumba pensando que el país que él dibujó en tantas películas ha superado sus sueños más húmedos. No es que a España no la conozco ni la madre que la parió, es que España, a su edad, quiere que la adopten.

 

Yo es que desde que hace unos meses y durante dos día seguidos contemplé como la noticia más vista en ABC (en el diario ABC, ese bastión de modernidad que hace artículos de tres páginas sobre los peligros de la masturbación) fue ‘¿Cómo son las actrices porno sin maquillaje?’ que he perdido cualquier esperanza de salvación. Luego está ese otro periódico que en su edición en catalán titulaba “Masacres en Irán” y en su edición en castellano “Masacres en Irak”. Así, por el morro, porque –no nos engañemos- Irán e Irak se parecen mucho y en ambos sitios muere gente a diario, así, que, ¿por qué no dejar que el lector escoja dónde quiere la masacre?.

 

Propongo que a partir de ahora, en las noticias internacionales (de las otras secciones ya nos ocuparemos después) dejen un hueco al lector que este deberá rellenar con el país que le apetezca, así se fomenta la interacción.

Por ejemplo, “Decapitan a rehén en …………”. A lo mejor uno se levanta y le apetece rellenar el espacio con ‘Cuenca’ o, ¿qué sé yo? ‘Calasparras’. Así cada lector se haría su propio periódico y siempre habría un tema de conversación con los amigotes, en esos momentos de asueto en el bar.

 

-¿Viste al rehén que decapitaron en Murcia?

-Pero, qué dices, si fue en Pamplona.

 

La sociedad sería más feliz inventándose sus propias noticias, sin tener que depender del cronista de turno, imaginando un equilibrio geopolítico distinto en un mundo mejor repartido.

Con la cantidad de gente que hay inventando noticias a diario para periódicos serios, ¿no sería bonito que el lector también lo hiciera?

 

Ahí se lo dejo, para que reflexionen.

 

Este fin de semana (entrando ya en materia) se estrenan 11 películas.

¿11? (dice alguien rascándose la cabeza con un palito de pan)

 

Sí, 11.

 

De las 11, pueden saltarse 8 o incluso 9.

 

Tenemos un musical, una película de Nicolas Cage, dos películas para adolescentes, una española, una griega, una de terror, una italiana, una superproducción…

 

Yo no sé, oigan, ¿para qué tantas películas?

 

He visto algunas.

 

Si decido quedarme: el coñazo adolescente con una actriz que siempre me ha gustado (Chlöe Grace-Moretz) pero a la que me temo que acabaré cogiendo manía si empieza a ir de adolescente atormentada.

 

Joe: una película que demuestra que –si quiere- Nicolas Cage puede ser un gran actor. Ya, ya lo sé, son ustedes unos incrédulos y no quieren dar crédito a mis palabras (es comprensible, les he engañado muchas veces y ya no se fían de mí) pero déjenme que les explique.

 

En Joe, Cage es un ex convicto de pocas palabras que trata de rehacer su vida. Un día conoce a un chavalote (Tye Sheridan, el de Mud, un niño pequeño pero matón) y se le despierta el instinto paternal, lo que significa que hará lo que sea para protegerlo. Naturalmente, eso implicará volver a meterse en líos con algunas personas, justo lo que estaba tratando de evitar.

 

Parece una película de justiciero a lo Charles Bronson, pero es un filme muy bien rodado, espléndidamente dialogado, muy contenido y con esplendidas interpretaciones. Una excelente película que deberían ir a ver.

 

Si prefieren dedicarse al entretenimiento puro y duro les recomiendo El corredor del laberinto, que me ha parecido dignísima, a pesar de ese final que ya anuncia la secuela (mecagoen las secuelas excepto las de El Padrino, El imperio contraataca, Indiana Jones y el templo maldito, Aliens y Terminator 2). Aun así, un notable filme con espíritu de serie B y un arranque fenomenal.

 

He dicho.

 

(De lo demás no digo nada, que me canso).

 

Abrazos/as,

T.G.

 

Share This