Hola amigos/as,

Aquí estoy de nuevo recién aterrizado de la Gran Manzana. Nueva York parece inmune a las crisis financieras o de cualquier otro tipo: restaurantes llenos, tiendas llenas, calles abarrotadas. Si alguien va corto de dinero más vale que no se acerque por allí porque los garrotazos y/o sablazos son de aupa.

Ya que estaba allí (por trabajo, con lo cual mi bolsillo sufrió menos de lo acostumbrado) aproveché para probar el Ipad… que quieren que les diga, no lo veo claro. En Estados Unidos y con una conexión potente puedes hacer cualquier cosa, pero en España y tal como está el asunto me parece una perdida de tiempo (y de dinero) bastante considerable. No soy un experto pero creo que con un buen portátil harías el mismo daño.

En fin, que cuando llegue ya me contarán ustedes.

También me pasé por el MOMA para ver la exposición dedicada a Tim Burton. Me había tomado la molestia de reservar las entradas pero aun así el bullicio era considerable.

¿La expo? Pues bueno, corta muy corta. Un par de salas con mucho boceto, mucho dibujo, algún muñeco y poca cosa más. Eché de menos más material de sus películas, más conclusiones sobre su trabajo y más aportaciones de sus colaboradores (Danny Elfman, su músico habitual, brilla por su ausencia).

El catálogo también deficitario (ni siquiera una versión en tapa dura) y sorprendentemente breve. Quizás habría que preguntarle al comisario de la exposición si el día que le encargaron el trabajo se encontraba especialmente somnoliento o si el director le puso mucho la zancadilla porque el resultado no es el esperado (ni el exigible a una empresa del género).

No es que sea una mala experiencia, ni mucho menos, pero tratándose de Tim Burton sabe a poco, a muy poco. Si además hablamos del MOMA la cosa es semi-cabreante porque -obviamente- las entradas no son baratas.

Esta semana volveremos al ritmo normal de posteo, con los estrenos y esas cosas. El fin de semana pasado no llegó nada interesante (os ahorraré mi opinión sobre esa “cosa” llamada Exposados, una de las memeces más patéticas del año, puede que de la década… al final si que os he dado mi opinión, que se la va a hacer) y la taquilla se metió un hostión colectivo de esos que hace que en los despachos de las multinacionales se produzcan terremotos.

Mención especial para el batacazo de Furia de Titanes, que baja un 59% su recaudación respecto al fin de semana previo. Parece que finalmente el público si es sabio.

Hala, hasta dentro de un rato con los estrenos…

T.G.

P.D.: ¿alguien más tiene problemas visualizando vídeos en youtube? La página parece no funcionar en mi bendito ordenador…

Share This