manofsteel

 

 

Me voy un rato y se ponen ustedes a convertir MI foro de cine y asuntos globales en una especie de mercadillo tecnológico: que si el proyector X y el home cinema Z, que si los cuatro K y los 48 fps, que si las 3.000 capas del 2D y el inconsciente colectivo. Pero ¿qué cojones está pasando? Aquí hemos venido a hablar de lo mío, coño (ya sea mi infancia o de lo que me de la gana) y el único que puede desviarse del tema soy yo. ¿Ha quedado claro?

 

No puede ser que un bloguero (me suena a insulto) no entienda los comentarios a un tema que él mismo ha empezado. Es absolutamente intolerable y espero que no se repita o le pediré al señor Moltó que tome medidas drásticas como cerrar la página o facilitarme sus direcciones personales donde procederé a enviarles una película porno de Carmen de Mairena. Es un tipo razonable y seguro que lo entenderá.

 

Bueno, ya ha pasado la Navidad con lo cual no es necesario que les diga feliz Navidad o nada de eso. Tampoco ha llegado aún la nochevieja con lo cual me ahorro decirles feliz año. Como ven, soy un hombre frío y calculador.

 

Me dispongo a hacerles un top 10 antes de cerrar el 2012 (si alguno de ustedes/as tiene un amigo maya ahora es el momento de dejarlo: ya dije en su momento que no eran de fiar, hasta me podría decir que un tipo que se atreve a hacer una versión de Titanic con una flauta no podría predecir una mierda… vale, ustedes dirán que esos no son mayas, son peruanos, pero yo ya sé lo que me digo) para recomendarles lo mejor del año. No, no estará Intocable, tampoco El hobbit, dejaré de lado Skyfall porque noté cierta resistencia y críticas feroces (impropias de ustedes/as) cuando hablé de ella. Tampoco pondré Warrior porque ya hablé de ella; me abstendré también de mencionar Cabin in the Woods. De Martha Marcy May Marlene ya hablé en su momento… mierda, a pesar de escribir este blog dos o tres veces al año resulta que ya he hablado de lo que me interesa. Bueno, voy a hacer un top 10 del año que viene, a recomendarles películas que aún no he visto. Con dos cojones.

 

¿Quién dijo miedo?

 

 

1)  El hombre de acero. Una de las películas más esperadas del año para este humilde escriba. Firma Zach Snyder, produce Christopher Nolan, Michael Shannon interpreta al General Zod y el trailer parece el de una peli de Terence Malick. Él que diga que no le apetece debería ser obligado a asistir a una misa del Gallo que durara 16 horas, y sin pausas. Oficiada por Rouco-Varela.

 

2)  Pacific Rim. A través de un agujero espacio-temporal en medio del océano Pacífico un montón de monstruos se cuelan en nuestra dimensión. A los humanos no se les ocurre nada mejor para salvar el culo que construir unos robots gigantes con los que patear el culo a los Godzilla de turno. Tal delirio, firmado por Guillermo del Toro, sólo puede ser la hostia. ¿O no?

 

3)  Django. La última de Tarantino versa sobre la esclavitud, las pistolas y el látigo. Salen Jamie Fox, DiCaprio y Christopher Waltz (el inolvidable cazador de judíos de Malditos bastardos) y tiene una banda sonora de infarto. Además, las críticas son las más positivas desde los lejanos tiempos de Pulp fiction. Yo ya tengo mi entrada (para el 18 de enero). Además no es en 3D. ¿Qué más quieren?

 

4)  The master. Esta la he visto. Es una obra maestra. Implacable, brillante, brutal. Va a ganar cinco o diez euros en España (máximo) y espero que al menos la mitad vengan del bolsillo de los habitantes de este blog. Pocas películas mejores van a ver ustedes/as en 2013.

 

5)  La noche más oscura. La crónica pormenorizada del asesinato de Bin Laden, la mayor caza al hombre desde que el mundo civilizado se propusiera derrocar a Adolf Hitler allá por los años ’40. Llamada a ser una de las películas más mencionadas en la noche de los Oscar, la estupenda Kathryn Bigelow nos va a dar otro festín de cine. Recuerden mis palabras.

 

6)  Star Trek: Into Darkness. La segunda entrega de la reinvención de la franquicia, después de la (muy) brillante película inicial. Vuelve el mismo reparto, ese pedazo gigantesco de actor que es Benedict Cumberbatch hace de villano y JJ Abrams vuelve a dirigir la función con su pericia habitual. El trailer es alucinante. Hay que ir.

 

7)  Elysium. Le tengo tanta confianza a esta película que si no les gusta les devuelvo su dinero (ya me encargaré de borrar esta entrada si la veo y no me convence, que soy catalán señores, y autónomo). La dirige Neill Blomkamp, aquel tipo de la estupenda District 9 y habla de la eterna lucha entre ricos y pobres, esta vez en 2159. Joder, apetece.

 

8)  RED 2. Disfruté (tanto) con la primera que me niego a pensar que esta segunda parte no vaya a ser tan cojonuda como el original. Ya saben, agentes retirados que reparten estopa a mansalva. De jefe del cotarro está Bruce Willis y le acompañan Mary Louise-Parker, Brian Cox, Morgan Freeman, John Malkovich y Helen Mirren. ¿Pegas? Ninguna.

 

9)  Another earth. Miren, les voy a confesar algo: M Night Shyamalan merecerá siempre mi respeto. A un tío que firma cosas como El protegido o El sexto sentido no se le puede haber olvidado dirigir y sigo pensando que un día de estos volverá a firmar algo excelente. Lamentablemente me temo que esta cosa de Another Earth, con Will Smith y el memo de su hijo no va a ayudar a su carrera, pero como testimonio de mi inmensa benevolencia (comparable a la de algún dirigente de Corea del Norte), la he incluido en esta lista. Crucemos los dedos, oremos.

 

10)              Carrie. Sí, sé que debería echar pestes de este remake del clásico de Brian de Palma pero la verdad es que la sola presencia de esa impresionante actriz infantil llamada Chloe Moretz (Kick ass, Déjame entrar) puede ser suficiente para convertir esta –a priori- mamarrachada en algo adorable. Habrá que prestar atención.

 

 

Y hasta aquí este top 10 que espero que les acompañe en sus meditaciones futuras y en sus incursiones al tenebroso mundo de las multisalas. No, no hay ninguna película española, ni ninguna europea. Para eso ya tienen ustedes los cuadernos Caimán y los sesudos comentarios de la avezada crítica española. Yo soy un bárbaro amante del cine comercial estadounidense.

 

Por ello pido perdón y les ruego que me excusen… Y si no lo hacen espero que su vecino irrumpa en su comedor con un lanzallamas e incendie su árbol de navidad.

 

Abrazos/as,

 

T.G.

Share This