Me perdonarán Vds el no sé si gracioso cambalache de fechas que les voy a presentar; seguramente es una memez, pero a pesar de ello no me resisto a hacerlo. El muy británico escritor H. G. Wells publicó en 1895 su famosa novela “The Time Machine”, de la que dos años antes ya se había publicado en “separata” la mayor parte; así que pongamos que vió la luz, unas cosas con otras, en 1894, hace 120 años. Y en 1948 la también muy británica firma Jaguar asombró al mundo por primera vez (la segunda fue con el E-Type) con su roadster XK-120. O sea, que a fecha exacta de hoy, la denominación de aquel mítico coche coincide con los años de existencia de la no se sabe si fantasiosa o profética novela.

El Jaguar F-Type a/m’16 en versión Coupé R S/C en plena subida por una carretera que –como en las demás fotos- tiene todo el aspecto de ser española, por paisaje, asfalto, pintura, arcenes y guarda-railes.

El Jaguar F-Type a/m’16 en versión Coupé R S/C en plena subida por una carretera que –como en las demás fotos- tiene todo el aspecto de ser española, por paisaje, asfalto, pintura, arcenes y guarda-railes.

Y quizás como homenaje al gran escritor y a su “opera prima”, en Jaguar han decidido realizar un “fundido” (como se dice en términos cinematográficos) de ambos acontecimientos, utilizando como “leit motiv” esa coincidencia de cifras. Porque esa críptica denominación XK-120 bien podría haber correspondido a la fantástica máquina que te trasladaba un montón de siglos en un abrir y cerrar de ojos. Quizás por ello, la última noticia relativa a su recentísimo modelo F-Type (que curiosamente es el actual heredero del XK-120), la acabo de recibir, exactamente a las 17.04 del miércoles 19 de Noviembre, con el siguiente comunicado: “El Jaguar F-TYPE 16MY debuta en el Salón de los Ángeles”. ¡Caray!, me dije (en realidad dije algo un poco más fuerte): acaban de resucitar la “máquina del tiempo” de Wells. Porque presentar en 2014 el modelo de 2016, con dos años de antelación, parece cosa de quien dispone de semejante artefacto. Dejándonos de coñas marineras, la obsesión por anticipar no ya la existencia de futuras novedades con pelos y señales, sino incluso poniéndoles fecha comercial, me parece un asunto infumable.

El bastidor de la tracción AWD variable: la caja de transferencia es casi tan voluminosa como la automática de 8 velocidades, y también la caja de transferencia y el diferencial autoblocante tienen un tamaño importante. Muy bien encajada la conducción de los escapes junto al árbol de transmisión.

El bastidor de la tracción AWD variable: la caja de transferencia es casi tan voluminosa como la automática de 8 velocidades, y también la caja de transferencia y el diferencial autoblocante tienen un tamaño importante. Muy bien encajada la conducción de los escapes junto al árbol de transmisión.

Ya sé que mis buenos amigos Belén y Alberto no tienen la culpa, y trasladan fielmente lo que les llega al Departamento de Comunicación de Jaguar/Land-Rover; pero ello no quita para que a mí me parezca todo un despropósito, por mucho que haya posibles justificaciones de diverso tipo. Esto ya ocurrió, hace también unas cuantas décadas, en la época de esplendor de las revistas semanales de todo tipo: la fecha clásica de salida era los sábados. Pero alguien empezó a vender los viernes por la tarde, luego por la mañana, otro saltó al jueves, y así se fueron ganando días, pero manteniendo la fecha de portada del sábado. Y se acabó haciendo la distribución los lunes (cuando no el propio domingo por la noche, en las famosas furgonetas con turbo instalado “fuera de garantía”) para vender el martes o incluso el lunes. Una vez ganada una semana, y ante semejante despropósito, la mayoría decidió poner fecha de martes, o indicando “de” X “a” Y; y todo ha vuelto a la normalidad, al menos de momento.

El Convertible, también aquí en versión R, con el 5.0 V8 de 550 CV acoplado al cambio automático y la nueva transmisión AWD. El nuevo capó debe compararse con el de la foto siguiente.

El Convertible, también aquí en versión R, con el 5.0 V8 de 550 CV acoplado al cambio automático y la nueva transmisión AWD. El nuevo capó debe compararse con el de la foto siguiente.

Pues con los coches está ocurriendo algo parecido, pero en lapsos de tiempo mucho más largos: de año en año. Bueno, está ocurriendo en Europa en las dos o como mucho tres últimas décadas; porque lo del famoso año/modelo era privativo de la industria americana, que ya lo aplicaba incluso a finales de la década de los 40s del pasado siglo. El “timing” era, poco más o menos, el siguiente: se presentaba el coche en la convención anual de concesionarios a finales de primavera, se paraban las fábricas en Agosto para, aprovechando las vacaciones, cambiar el utillaje, y se empezaba a fabricar en Septiembre. Cuestión de liquidar el posible “stock”, recibir las primeras solicitudes, y a finales de Septiembre o primeros de Octubre se empezaba a vender el año/modelo siguiente con tres meses de adelanto.

Éste es un Coupé R versión 2015. El “power dome” del capó no tiene el segundo bisel más al exterior, y las pequeñas salidas de aire laterales están más centradas y más atrás. No es una gran modificación, pero la señalan como si lo fuese.

Éste es un Coupé R versión 2015. El “power dome” del capó no tiene el segundo bisel más al exterior, y las pequeñas salidas de aire laterales están más centradas y más atrás. No es una gran modificación, pero la señalan como si lo fuese.

En Europa, y durante bastante tiempo, no había costumbre de cambiar algo del coche todos los años, y menos aún la forma de la carrocería; salía muy caro en estampación de chapa. Lo normal era que un coche no se tocase apenas (salvo fallos de juventud) durante al menos sus primeros tres o cuatro años; entonces se hacía un “restyling” importante y a los dos o tres años, un “facelifting” más ligero. Y a tirar durante un par de años más, hasta la aparición del nuevo modelo; este sí con estampación de chapa que podía ser totalmente innovadora.

De nuevo el Coupé a/m ’16, pero aquí con el motor 3.0 V6 (siempre sobrealimentado), lo que se detecta por las dos salidas centrales de escape, frente a las cuatro laterales del motor V8.

De nuevo el Coupé a/m ’16, pero aquí con el motor 3.0 V6 (siempre sobrealimentado), lo que se detecta por las dos salidas centrales de escape, frente a las cuatro laterales del motor V8.

Pero entre la moda americana por un lado, y la competencia cada vez más dura por otro, lo del año/modelo también se empezó a popularizar a este lado del Atlántico; aunque fuesen pequeñas modificaciones que no llegaban (y siguen sin llegar en muchos casos) ni a la categoría de “facelifting”. Pero sirven para poder poner en la publicidad lo de “el nuevo XXX”, aunque lo único que se haya cambiado sea el cerquillo de los faros. El momento de esa presentación han venido siendo los Salones de otoño: Francfort y París, que tienen lugar en años alternos; aunque las marcas italianas también aprovechaban el de Turín en su época de esplendor, y últimamente el de Ginebra que es anual, les coge más cerca, y no colaboran a ensalzar Salones de nacionalidades rivales. Y los británicos, de vez en cuando hacen lo propio en el de Birmingham. O más bien lo hacían, porque como sólo les quedan las marcas de prestigio (Jaguar, Land-Rover, Aston-Martin y si se quiere el Nuevo Mini), aprovechan cualquiera de los otros; o incluso como Porsche, Volvo y alguna otra “premium” alemana, los Salones americanos, que son un mercado de exportación importantísimo para ellos. Tradicionalmente era Detroit, pero al adelantarlo a finales de año, el de Los Ángeles está cogiendo mucha fuerza para estas presentaciones de marcas europeas.

Aquí está el pomo de la caja de cambios manual opcional para el motor 3.0 V6 con propulsión trasera, con sólo 45 mm de desplazamiento desde punto muerto. La consola es asimétrica, sin el tirante/agarrador oblicuo derecho, para dejar libre el manejo de la palanca.

Aquí está el pomo de la caja de cambios manual opcional para el motor 3.0 V6 con propulsión trasera, con sólo 45 mm de desplazamiento desde punto muerto. La consola es asimétrica, sin el tirante/agarrador oblicuo derecho, para dejar libre el manejo de la palanca.

Pero tanto a unos como a otros les ha ido ocurriendo lo antes comentado para las revistas: todos intentan ganar alguna semana a la competencia, y de esa forma copar las portadas cuando los demás todavía no han asomado la oreja. Pero como con ese truco puedes engañar un año o dos, pero no más, ya se hacen pre-lanzamientos, presentaciones restringidas anticipadas y demás trucos para conseguir acaparar la atención aunque no sea más que durante una semana. Total, que el año/modelo suele estar ya reventado incluso antes del verano en muchas ocasiones (y no sólo para los concesionarios, como en América); pero ahora Jaguar, utilizando esa “máquina del tiempo” que le han pedido prestada a los herederos de H.G. Wells, han rizado el rizo, y en 2014 nos anuncian ya lo de 2016. Pero lo mejor será reproducir íntegramente el comunicado al que al principio he hecho referencia -que tampoco es tan y tan largo- y luego seguimos platicando sobre él, que dice lo siguiente:

JAGUAR PRESENTA EL F-TYPE 16MY CON TRACCIÓN AWD Y NUEVA OPCIÓN DE NUEVA TRANSMISIÓN MANUAL EN EL SALÓN DE LOS ÁNGELES

Madrid, 19 de noviembre de 2014

  • El deportivo F-TYPE de Jaguar incorpora ahora nuevas opciones en su gama, como el sistema de tracción AWD o la nueva opción de cambio manual, lo que amplía sus versiones de seis a catorce.

  • La tracción a las cuatro ruedas AWD, que se activa cuando el vehículo lo requiere, incrementa las prestaciones y la capacidad dinámica del F-TYPE en todos los terrenos y condiciones.

  • El F-TYPE R AWD Coupé de 550 CV acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada de 300 km/h.

  • El sistema Intelligent Driveline Dynamics (IDD), desarrollado por los ingenieros de Jaguar, explota el máximo potencial de la tracción a las cuatro ruedas sin perder el carácter de un deportivo de propulsión trasera.

  • Los modelos F-TYPE con AWD incorporan un diseño único del capó, con una línea más pronunciada y nuevas características tomas de aire.

  • La transmisión manual de seis velocidades está disponible para los modelos con motor V6 sobrealimentado y propulsión trasera, y ofrece una experiencia de conducción deportiva pura.

  • El motor V8 sobrealimentado de 550 CV se incorpora ahora a la versión F-TYPE R Convertible, disponible tanto en las configuraciones de propulsión trasera como AWD.

  • La Dirección Asistida Eléctrica permite una mayor precisión y sensibilidad, además de reducir las emisiones de CO2 hasta en 4 g/km en ciclo combinado.

  • El Control de Reparto de Par en Curva mediante Frenado, que mejora la agilidad, es de serie en las versiones R y ahora está disponible también para los V6.

  • Los Sport Design Packs para las versiones Coupé y Convertible mejoran su aspecto exterior y permiten una mayor personalización.

  • Los nuevos sistemas de infoentretenimiento InControl Touch e InControl Touch Plus ofrecen una interacción rápida e intuitiva, son compatibles con los smartphones de Apple y Android y permiten incluso el arranque remoto del vehículo.

  • La nueva gama de modelos F-TYPE 16MY llegará a los mercados en primavera de 2015. Los precios se comunicarán próximamente.

El Convertible (con volante a la izquierda y circulando por la derecha; otra pista más) enlazando curvas por un tipo de carretera que nos resulta de lo  más familiar.

El Convertible (con volante a la izquierda y circulando por la derecha; otra pista más) enlazando curvas por un tipo de carretera que nos resulta de lo más familiar.

Jaguar es una marca que me cae particularmente bien, pero esta vez se han pasado varios pueblos. Bien está darle marcha atrás a la maquina del tiempo para resucitar los E-Type Lightweight que no llegaron a fabricarse; pero darle hacia delante para reventar un modelo que teóricamente es para dentro de dos años, en las propias narices de quienes acaban de comprar, o simplemente solicitar la versión de lanzamiento, y que todavía ni siquiera han recogido, es demasiado. Y si realmente el adelanto es de sólo 14 meses (hasta Enero 2016) –lo que sigue siendo una barbaridad- pues la culpa sigue siendo suya, por llamarle a/m’16 a lo que realmente será más bien a/m’15. Pero no pueden hacerlo porque la denominación ya estaba cogida al salir con ella el de lanzamiento. A pesar de las posibles explicaciones, me sigue pareciendo una falta de respeto para los compradores del actual a/m’15.

Por neumático y frenos, que no quede: el 5.0 V8 lleva gomas de 255/35-20 delante (detrás más anchas), y discos carbocerámicos de 380 mm.

Por neumático y frenos, que no quede: el 5.0 V8 lleva gomas de 255/35-20 delante (detrás más anchas), y discos carbocerámicos de 380 mm.

Pero hay más; porque piadosamente y en aras de la concisión, el comunicado de prensa español está resumido. Pero ya metido en harina, he buscado el comunicado británico completo, encontrando diversas “perlas cultivadas” que voy a traducirles, y que a mi modo de ver agravan todavía más el asunto. Así que paso a traducir, y comentar, párrafo a párrafo:

La incorporación a la gama de las opciones de tracción integral y del cambio manual realzará la capacidad dinámica del F-Type y ofrecerá todavía mayor satisfacción al conductor, incrementando su atractivo para los entusiastas del mundo entero. Puesto al volante, el conductor apreciará inmediatamente la dimensión extra que el AWD aporta a la prestación, el manejo y el comportamiento en todo momento, pero especialmente sobre pavimento resbaladizo. Otro beneficio del AWD es su capacidad para modificar el reparto de tracción entre ambos trenes para mitigar el sobreviraje al tomar curvas muy rápidamente, amortiguando el serpenteo.”

De modo que a los tanto o más entusiastas y clientes incondicionales de la marca, que ya solicitaron su F-Type nada más abrirse el plazo para hacerlo, se les habrá quedado cara de tontos al leer esto, y enterarse de que “otros entusiastas” más cautos a la hora de hacer la solicitud pueden llevarse el coche con unas características que a ellos también les podrían haber gustado, de haber sabido que ya estaban cocinándose. Ian Hoban, el Director de la Línea de Vehículos Jaguar, lo explica con más claridad todavía:

Nuestro objetivo al definir el comportamiento del F-Type de tracción integral ha sido mantener el atractivo carácter de propulsión trasera que es fundamental en el ADN de los Jaguar deportivos, pero ofreciendo a la vez unas mayores capacidades dinámicas. El resultado es un coche de alta prestación que es controlable, utilizable y tremendamente rápido en cualquier condición atmosférica y de pavimento. En cuanto a la opción de cambio manual para los F-Type con motor V6, nos hemos esforzado al máximo para conseguir un nivel de interacción con respuesta muy precisa y técnica entre conductor, embrague y mecanismo de accionamiento. Es algo especial para los puristas de la conducción, y yo me considero uno de ellos.”

El comunicado británico puntualiza todavía más algunos aspectos concretos relativos a esta caja de cambios:

El equipo de diseñadores técnicos del F-Type ha desarrollado para el V6, motor capaz de un elevado régimen de giro, una caja de cambios opcional de seis marchas exclusivamente para cuando va unido a la configuración de propulsión trasera. La palanca con un corto recorrido del pomo de sólo 45 mm, la relación cerrada de los saltos entre marchas, y los pedales perfectamente situados para facilitar la maniobra de “punta-tacón”, definen lo que para algunos será la definitiva experiencia en un Jaguar deportivo.”

Pero no todo acaba ahí; todavía queda lo relativo a la dirección eléctrica, ya que ésta vendrá de serie en toda la gama del a/m’16:

Las prestaciones del F-Type resultan ahora todavía más accesibles y aprovechables al combinarse con los mejores niveles de transmisión de sensaciones del nuevo sistema EPAS de asistencia eléctrica; una tecnología que los ingenieros de bastidor de Jaguar llevaban perfeccionando durante cinco años”.

A eso se le llama remachar los clavos del ataúd: cinco años de experimentación, y cuando sale el coche va con servodirección hidráulica, para acabar anunciando al cabo de unos meses que dentro de relativamente poco tiempo más (primavera de 2015), le pondrán la eléctrica, que es muy superior, según ellos mismos. Más de uno de los primeros clientes estará tirándose de los pelos, y maldiciendo en todos los idiomas que domine, al leer estas ingenuamente pretenciosas confesiones. El conjunto de todas estas informaciones permite concluir que el F-Type se lanzó estando todavía un poco “crudo”; y que dentro de poco, pero bajo la denominación año/modelo 2016, es cuando va alcanzar la plenitud de su desarrollo. Sin perjuicio de que, con el oportuno restyling de dentro de algunos años, se le sigan incorporando otras mejoras que vayan surgiendo, naturalmente.

Impresionante la zaga del R, con sus cuatro salidas de escape y un difusor aerodinámico más bien esquemático entre ellas.

Impresionante la zaga del R, con sus cuatro salidas de escape y un difusor aerodinámico más bien esquemático entre ellas.

Seguro que hay mercados en los que todavía no se vende el F-Type original, cuando ya te están dando pelos y señales de lo que va a traer el próximo. Al menos, a los clientes de dichos mercados no les ocurrirá lo que a los más fieles de sus mercados mejor atendidos; me parece una enorme falta de respeto hacia dichos primeros clientes. Mal está haber lanzado el coche sabiendo que tenían varias mejoras disponibles en cuestión de meses; pero al menos podrían haber tenido la elegancia de callarse, no presentar nada de esto en Los Ángeles y hablar de ello, ya como auténtico a/m’16, allá por el verano de 2015. Pero no pudieron contener las prisas por comunicar “¡eh, que ya tenemos esto!”, tal vez para evitar perderse unas cuantas ventas que habrían ido a parar a Mercedes y BMW en esos meses.

El Convertible con techo de lona no tiene contrincantes; tanto el SLK de Mercedes como el Z4 de BMW son coupé/cabrio de techo metálico plegable. Con el motor V6 mantiene el capó de la versión a/m’15; el de la foto, con cambio manual de 6 marchas y propulsión trasera, es una “pera en dulce” (aunque cara) para los amantes de la conducción clásica.

El Convertible con techo de lona no tiene contrincantes; tanto el SLK de Mercedes como el Z4 de BMW son coupé/cabrio de techo metálico plegable. Con el motor V6 mantiene el capó de la versión a/m’15; el de la foto, con cambio manual de 6 marchas y propulsión trasera, es una “pera en dulce” (aunque cara) para los amantes de la conducción clásica.

Será que soy un antiguo (porque lo soy); pero hay cosas que por mucho que me las expliquen, no soy capaz de digerir. Y ahora comprenderán Vds mis continuas pullas, puyas, rejones y banderillas contra los responsables de Comercial y Marketing de las marcas. Me dirán, en su descargo, que como todos lo hacen, ha que procurar hacer lo mismo, sólo lo que más y mejor. Aplicando este criterio al resto de los campos de la actividad humana, llegaríamos a auténticas monstruosidades: apliquen Vds lo de “más y mejor” a unos cuantos temas que se les ocurran; y si es con un poco de malicia, pues “más y mejor”, y llegarán a conclusiones espantosas.

Anunciando que aquí va toda la artillería: versión R (por tanto 5.0 V8 S/C sobrealimentado) y tracción integral AWD.

Anunciando que aquí va toda la artillería: versión R (por tanto 5.0 V8 S/C sobrealimentado) y tracción integral AWD.

Share This