Esta entrada va al margen de la periodicidad normal que se intenta mantener en este blog. Pero la publico porque demuestra, de forma fehaciente e incontrovertible, que en Mini leen lo que se aparece en km77, en sus blogs, en el de “Pruebas al margen” en concreto, y muy en especial en la prueba dedicada por “JotaEme” al Mini Cabrio. Así que paso a hacer un resumen de la nota de prensa, acompañada de la foto que aquí reproducimos, y luego comento lo que resulta casi evidente. Allá va el resumen:

“La producción del Nuevo Mini comienza dentro de unas pocas semanas en la planta de Oxford, concretamente el 18 de Noviembre (107 aniversario del nacimiento de Sir Alec Issigonis). La campaña de lanzamiento arranca simultáneamente, una vez más centrada en unos sketchs televisivos muy elaborados. Son historietas humorísticas que subrayan el especial disfrute de conducción de la marca, así como el poderoso vínculo emocional que se establece entre el Mini y su conductor. Y junto al nuevo Mini aparecerá un co-protagonista: Spike, un bulldog inglés.

Mini y Bulldog

En su primer viaje en el nuevo Mini, Spike se familiariza con él y va apreciando los puntos fuertes del reciente miembro de la familia de este pequeño coche británico. Y puesto que los individuos pequeños tienden a formar piña, sea cual sea su especie, Spike sale en defensa del Mini ante la agresividad de un enorme Gran Danés. Pese a ser inicialmente escéptico, se va congraciando con el nuevo Mini de su amo, y al final de este primer recorrido de pruebas, lo demuestra de la única forma que sabe hacerlo (se supone que levantando la patita trasera y marcando terreno como propio).

Filmado con varios finales y distintas longitudes, el comercial se ha rodado en unos estudios de Hollywood y en céntricas calles de Los Angeles (Rodeo Drive, es de suponer). Cada toma independiente se ensayó durante cuatro días, con más de 120 participantes y la ayuda de un equipo especial de expertos en temas caninos, además de un veterinario, e incluso un maquillador para que Spike estuviese siempre en perfecto estado de revista.

El Mini y el bulldog inglés ya se conocían: Uno de estos canes ya aparecía en la reciente campaña de imagen de marca de Mini lanzada bajo el leit-motiv de “No es normal”. Y en la Mini Collection el peluche de bulldog es uno de los más populares, y también figura en almohadones, llaveros, USBs y fundas para smartphones.”

Hasta aquí, la reproducción ligeramente concentrada del comunicado de prensa. Pero no se habrá pasado por alto a los perspicaces consumidores de nuestros blogs la repetida referencia la estirpe británica del Mini. Y es que en los comentarios a la prueba del Mini Cabrio los responsables de la imagen de marca advirtieron cierta prevención, cuando no rechazo, a lo que BMW ha hecho y sobre todo promete seguir haciendo con la transformación de diminuto Mini original en un segmento B con toda la barba, y con una interminable variedad de versiones, a cual más voluminosa en muchos casos.

El asunto de los perros es paradigmático; es evidente que entre las múltiples razas caninas británicas, el bulldog es la más representativa: no sólo era el perro de Winston Churchill (en las caricaturas incluso se mimetizaban, y el perro fumaba puros), sino también es ahora el de Lewis Hamilton, pasándonos al campo automovilístico. Y al de la campaña de imagen no le han puesto de nombre Roscoe, en vez de Spike, porque Hamilton pilota este año para Mercedes, que es marca alemana y rival de BMW. Y la elección del otro perro no es inocente: hombre, podían haber puesto un pastor alemán, pero hace menos bulto y tiene una imagen más cariñosa; por el contrario, el enorme gran danés (también conocido como dogo alemán) sirve para alejar la imagen germánica, como contrapuesta a la británica del Mini, defendido por el muy “british” Spike.

Y ahora, señores, su turno, si lo tienen a bien. Incluso se admiten comentarios serios, profundizando en las respectivas estirpes de ambas razas caninas; adelante, pues.

Share This