Renovado, con fotos, el 6 de junio

Ayer (martes 2 de junio) me quedé sin conexión y no pude poner mi resumen de la jornada. Hoy he dormido más de lo que me hubiera gustado, pero lo que quería, sobre todo, era descansar bien que ayer me pegué un palizón de 20 horas dentro del coche.

Les pongo a continuación lo que quería haber colgado ayer. No tengo tiempo de releerlo. Prometo corregirlo en cualquier momento que tenga más tiempo.

*******************

He pasado más de 20 horas dentro del coche, prácticamente sin interrupciones, salvo el rato de travesía entre Algeciras y Ceuta. El esfuerzo ha valido la pena. No tenía previsto parar aquí, quería llegar más al sur, pero se me hacía tarde y tengo que descansar. Así que he llegado a Essaouira y me he encontrado con esta puesta de sol.

Essaouira. Marruecos. Puesta de sol.

Al salir del ferry, uno se ha picado conmigo y me cerraba contra las columnas del barco para salir él primero. Le he dejado claro. Lo único que quería era hacer la foto por la rampa de salida.

Ceuta. Salida Ferry.

A la salida del puerto, la Guardia Civil me ha entretenido, no sé por qué. Me han pedido hasta las llaves del coche (supongo que para que no me fuera). No sé qué ha pasado. Luego me han dicho que no me iban a dejar pasar en Marruecos con el coche a nombre de una empresa si no tenía autorización de la empresa (Una autorización que supongo que la tengo que hacer yo). Y que mejor que no pasara sin la autorización, porque al volver a entrar en España me podían requisar el coche. Espero que sea mentira lo que decía ese sargento o cabo primero (llevaba galones, pero no me acuerdo de lo que significan), porque me han dejado pasar sin la autorización (aunque la han mencionado varias veces. Seguro que es mejor llevarla)

Un amigo que se ha enterado de que venía a Marruecos al leer el blog, también me ha llamado para avisarme de lo mismo. Está claro que debe ser mejor tener esa autorización.

Antes de llegar a la aduana he llenado el depósito, que estaba vacío (han cabido más de 60 litros) y limpiado bien el coche por fuera.

Volkswagen Golf. 100.000 km. Lavado Ceuta.

Y luego he dado un paseo por Ceuta, que no había estado nunca.

Ceuta

En la aduana hay varios civiles que ayudan al turista a cambio de una propina (A mí me han pedido 5 Euros). No hacen nada relevante, pero parecen compinchados con los guardas, por lo que me ha parecido mejor seguirles la corriente. Quizá me haya servido.

Sólo entrar en Marruecos me he encontrado con una autopista malísima, muy peligrosa, que une Ceuta con Tánger. Peligrosa por las curvas sobre todo, porque tiene bordillos en la mediana y porque había trabajadores diseminados por todos lados, sin aviso previo.

Además de peligrosa, desde esa autopista se veía de cerca esta impresionante cascada de nubes.

Cascada nubes. Marruecos.

Antes de llegar a Tánger la autopista mejora y se hace muy buena hasta después de Casablanca. Yo, a pesar de lo buena que es la autopista he ido muy despacio. Y a pesar de que iba muy despacio, me han puesto una multa por exceso de velocidad.

De pronto, mientras adelantaba a una furgoneta, veo unos doscientos más adelante a un policía en mitad de mi carril haciendo aspavientos para que pare. Me he asustado. He pensado que algo muy gordo tenía que haber hecho para tanto aspaviento y riesgo del gendarme. Pero no. Iba a 131 km/h y el límite es a 120. Sanción de 400 Dirhams (unos 40 euros) que se han quedado en 200 que habrán ido directamente al bolsillo de los gendarmes, porque no me han dado ni recibo, ni notificación de multa ni por supuesto foto. Ellos te dicen que ibas a tal velocidad, tú te lo crees, te multan, te hacen un descuento del 50% y no te dan ni justificantes ni recibos.

Los gendarmes eran muy amables, a pesar del cambalache. Uno de ellos sabía que ése era el Golf VI y me ha preguntado por los motores de gasolina. No ha sido la única vez que me han parado. Sólo hoy me han parado 3 veces. Dos por exceso de velocidad y otras porque no me he detenido en el punto que indicaba una señal de control de la policía. Mañana habrá más prácticas de francés. Seguro. Me vienen bien.

Conducir en Marruecos requiere una atención desconocida en España. Te puede salir cualquier semoviente de cualquier lado en cualquier momento, pero eso no es todo. Las carreteras no tienen arcén, y son compartidas por todos y para todo. Burros, asnos, bicicletas, niños y más niños. Sobre todo niños (muchos) continuamente en los bordes de la calzada.

Carretera. Marruecos.

Cuando los árboles hacen sombra, como es difícil de ver bien lo que sucede en las zonas oscuras, la dificultad es todavía mayor.

Mañana más prácticas de francés.

Share This