Nuestro Golf tiene el sistema de navegación más costoso (RNS 510 DVD), que viene con pantalla táctil de 6,5”, ranura para tarjetas SD y MMC y disco duro.

El navegador me gusta porque su pantalla táctil va colocada en una posición correcta para que el conductor no tenga que desviar mucho la vista de la carretera cuando lo maneja y porque es relativamente fácil de comprender.

Es muy funcional por todas las posibilidades de conexión que tiene con sistemas externos de almacenamiento de datos (tarjetas y memorias con salida USB). No tengo una idea clara de cómo funciona el disco duro y tampoco sé si algún miembro de km77.com lo ha utilizado para guardar archivos.

El Golf en la CuevonaLo que no me gusta del navegador es precisamente la función para la que fue concebido, que es guiar hacia un destino. Algunos miembros de km77.com se quejan de que da ciertas indicaciones sin antelación suficiente.

El mayor problema lo encuentro en que la cartografía está anticuada. Por ejemplo, no reconoce la carretera de circunvalación de Burgos (BU-30) al menos parcialmente (no la he recorrido entera). Tampoco el trozo de la autovía A-67 entre Reinosa (Cantabria) y Corrales de Buenla (Cantabria). En ese tramo, el navegador señalaba que debía tomar la N-611, que es la secundaria de muchas curvas que realiza un trayecto muy parecido a la autovía pero atravesando un gran número de localidades. Hasta donde sé (que me puedo equivocar), el tramo descrito de la A67 (o autovía Cantabria-Meseta) lleva en servicio desde hace unos dos años.

Por otra parte, otro fallo (menor) que encuentro en el navegador es que no dice el horario de servicio de las gasolineras. Viajando según por qué zonas de España puede ser difícil encontrar un sitio para repostar.

San Vicente de la Barquera

Y vuelta a las luces. El otro día hice un viaje de madrugada en una de esas carreteras secundarias por las que se puede ir durante muchos minutos seguidos con la iluminación de largo alcance (o de «carretera») sin molestar a nadie. Durante un trayecto de unos 100 km sólo quité una vez las luces largas a causa del único coche que encontré en el trayecto (las otras veces que prescindí de la iluminación de largo alcance fue al pasar por las localidades). Pues bien, en esas circunstancias me encontraba suficientemente cómodo con la cantidad de luz de que disponía. El haz de largo alcance no es una maravilla, pero permite ver lejos, lo necesario para anticiparse a las condiciones de la carretera; lo que echo un poco en falta más iluminación a ambos lados de la carretera. El haz de corto alcance (o cruce) me sigue pareciendo pobre.

Como no tengo fotos de cuando casi me quedé sin gasolina (recorrí varios kilómetros con autonomía 0), del navegador que no merece la cartografía que tiene o de las luces, pongo una foto de un pueblo asturiano (Cuevas, cercano a Ribadesella) al cual sólo se puede acceder atravesando túnel de 250 excavado por un río. En ese túnel hay estalactitas y estalagmitas. Merece la pena ser visitado. La otra foto es en San Vicente de la Barquera.

Enrique Calle

Share This