0001

0002

0003

0004

0005

0006

0007

0008

0009

0010

No para de llover y en el pueblo me encuentro con esta foto, que me recuerda a una en Alemania, con sol. Quedan 120 km hasta Trondheim, pero Trondheim no es nada. Tiene nombre de destino pero es una etapa más. Dentro de nada lo paso de largo.

Retrovisor, un hueco en la lluvia

P.D.

En España hay cientos de carreteras tan bonitas como ésta y más. Da igual. Estas fotos son un recuerdo de todas las carreteras en las que he sido feliz conduciendo. No quiero puentes, no quiero autopistas. Quiero carreteras. Es una barbaridad. Lo sé. El progreso beneficia a la mayoría. Las infraestructuras eficientes para el transporte mejoran la economía y el bienestar de la sociedad. Pero cómo me gustan las carreteras de curvas que te llevan de un sitio a otro. (Cuando hay poco tráfico, claro :-))

¿Qué me dicen de los motoristas? Había muchos, bajo el agua. Solos y en pelotón. Vi un grupo de unos 30. En algunos momentos era aguacero. Llevaba tres horas en el coche y no había parado de caer agua ni un instante. En la bajada del puerto el termómetro marcaba 4,5 grados. Ellos se encaraban hacia el puerto.

Share This