En verano, con el sol vertical, se cuelan los reflejos en los cromados del Golf.

Jaime Arruz contó y fotografió los reflejos en los cristales de nuestro Golf. Esos reflejos, cuya visión desaparece con gafas polarizadas, son perjudiciales para el conductor porque cansan la vista, pero molestan menos (en nuestro Golf) que los brillos y reverberaciones sobre las superficies bruñidas atacadas por el sol.

El reflejo más molesto se produce en el aluminio pulido situado alrededor de la palanca de cambios:

Reflejo. Volkswagen Golf. Cromado palanca de cambios.

Otras reverberaciones, menos molestas, se dan en los plásticos brillantes y superficies bruñidas del salpicadero:

Volkswagen Golf VI. Reflejos aireadores

También en el marco de la pantalla:

Pantalla del navegador. Volkswagen Golf VI.

Pongo otro reflejo de regalo. Este no es molesto, sino necesario. El del retrovisor. Foto de adivinanza para repartir sugus entre todos, que es agosto.

Volkswagen Golf. Retrovisor

Share This